Saltar al contenido principal

Costa Rica detiene a dominicano por asesinatos en serie en Panamá

Anuncios

Ciudad de Panamá (AFP)

Un dominicano prófugo de la justicia panameña acusado de asesinar a cinco jóvenes que secuestró para exigir rescate, fue capturado este viernes en Costa Rica, anunció el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

"Se capturó a Gilberto Ventura", manifestó Varela en su cuenta de Twitter, y agradeció a su homólogo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, "por su apoyo en esta captura que hace justicia a familias panameñas".

Ventura, quien huyó de una cárcel panameña el año pasado, está acusado en Panamá del secuestro y asesinato de cinco jóvenes de ascendencia china entre 2010 y 2011, cuyos cuerpos fueron enterrados en una casa de La Chorrera, 30 km al oeste de la capital panameña.

Los jóvenes fueron secuestrados de forma separada y sus captores exigían dinero para liberarlos a pesar de que ya estaban muertos, según la justicia. Hay una decena de procesados en esta misma causa.

En 2011, Ventura fue detenido en República Dominicana y extraditado a Panamá para ser juzgado, pero logró evadirse el 28 de diciembre de 2016. Su recaptura se convirtió en un quebradero de cabeza para las autoridades panameñas, que llegaron a ofrecer 50.000 dólares de recompensa.

En una conferencia de prensa, el director de la Policía Nacional panameña, Omar Pinzón, manifestó que la detención fue producto de información de inteligencia y de cooperación policial entre República Dominicana, Costa Rica y Panamá.

"Logramos intercambiar información hace varios meses atrás de donde se encontraba este sujeto que es peligroso para cualquier sociedad del planeta", dijo Pinzón.

Según el diario costarricense La Nación, Ventura fue detenido este viernes por agentes del Organismo de Investigación Judicial en Jacó, un popular balneario del Pacífico.

El dominicano portaba documentos falsos a nombre de Carlos Alberto Aguirre Valencia, según este medio.

Pinzón manifestó que una vez que llegue a Panamá, Ventura será enviado a una celda de máxima seguridad y será custodiado por fuerzas especiales "para no repetir ese hecho (su fuga) que llenó algo de vergüenza a nuestras instituciones".

Ventura "se hacía pasar por una persona normal" en Costa Rica, pero "estaba al acecho para otros crímenes", añadió Pinzón.

Cuando las autoridades dominicanas detuvieron a Ventura en 2011, advirtieron que éste usaba varias identidades, le gustaba teñirse el cabello y disfrazarse para despistar a la policía, y llegó a quemarse las yemas de los dedos para borrarse las huellas dactilares.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.