Saltar al contenido principal

Francia: Miles de manifestantes rechazan la reforma del código del trabajo de Macron

Protestas de La France Insoumise, el partido de extrema izquierda, 23 de septiembre de 2017
Protestas de La France Insoumise, el partido de extrema izquierda, 23 de septiembre de 2017 Phillipe Wojazer / Reuters

Después de que el presidente de Francia firmara los decretos para la aplicación de la reforma del Código del Trabajo, varios sindicatos condujeron huelgas. La France Insoumise, llamó para organizar una gran marcha.

Anuncios

La tensión entre el gobierno de Macron y los sindicatos sigue creciendo después de la firma de la reforma del Código del Trabajo. Estos jueves y viernes grandes manifestaciones sociales fueron organizadas en toda Francia.

Después de una amplia marcha el 12 de septiembre, la participación fue inferior este jueves y viernes. Según las autoridades, 132 000 personas marcharon este jueves en comparación a los 223 000 del primero día de movilización. El Secretario general de la CGT, el segundo sindicato más importante del país, Philippe Martinez reconoció una caída de la participación. Sin embargo, agregó que “hay descontento, hay movilización” y que “no hay razones de pararse, al contrario”.

El descontento se focaliza sobre la precarización del empleo, la caída del poder de los sindicatos en las empresas y sobre todo la regresión de los derechos de los empleados. Los sindicatos salariales querían mostrar su rechazo de la ley y su desacuerdo con las últimas declaraciones del presidente Macron. Sobre las pancartas, se podía leer “la democracia se hace también en la calle” que consiste en una repuesta directa a la declaración de Macron que dijo la semana pasada en una entrevista a CNN que “la democracia no es la calle”.

En general, los manifestantes están irritados por la actitud del gobierno. Algunos responsables de sindicatos notan que la ley que Macron presentó no respeta todos compromisos hechos durante el periodo de negociación. Por eso, los manifestantes piensan que el gobierno está en las manos de los empleadores y los sindicatos patronales. El otro comentario del presidente, esta vez en Atenas en un discurso sobre el estado de la Unión Europea, sobre “los holgazanes” que se oponen a su reforma también fue entendido como un ataque directo a los trabajadores.

Si el sindicato CGT se hace oír con fuerza, no es el caso de otros grandes sindicatos como CFDT o FO que no llamaron a marchar. Martinez indicó que van a organizar otro día de manifestaciones, pero sin dar una fecha exacta y precisando que su sindicato debe discutir con las otras organizaciones para establecer un plan de acción.

Jean-Luc Mélenchon, líder de la France Insoumise: “La batalla apenas está comenzando”

La falta de unión de los sindicatos beneficia al partido de extrema izquierda, La France Insoumise, y a su líder Jean-Luc Mélenchon, el cual organizó una “marcha de masa” este sábado. Esta atrajo, según los organizadores, 150 000 personas y 30 000 según las autoridades. La estrategia política de Mélenchon se acerca a presentarse como la única oposición posible al proyecto político del gobierno Macron, algunos meses después de su resultado histórico de 20% de votos al primero turno de las elecciones presidenciales de abril 2017.

En su discurso, el líder de la France Insoumise advirtió que “la batalla apenas está comenzado”. Su objetivo es el retiro total de la reforma y su estrategia consiste en una larga movilización social para que el gobierno desista sobre el tema. Mélenchon recordó las muchas veces en los últimos años que un gobierno cedió al frente de la presión social. Pero provocó una polémica cuando declaró: “es la calle que derrumbó los reyes y los nazis”. Ese comentario fue inmediatamente condenado por toda la clase política, mientras que Mélenchon se defendió calificando esa polémica de “diversión” por parte del gobierno.

Después de su llamada para resistir a un “golpe de Estado social”, el líder de extrema izquierda explicó que un “pulso social” ya ha empezado y pidió la participación de la juventud.

En cualquier caso, el presidente Macron tendrá unas semanas difíciles con las manifestaciones ya previstas contra otras reformas económicas que van a tocar a los jubilados, empleados públicos y una reforma fiscal.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.