Saltar al contenido principal

Kurdistán, una independencia que podría traer inestabilidad al Medio-Oriente

Ciudadanos kurdos ven el referendo como una oportunidad histórica para alcanzar su independencia September 21, 2017.
Ciudadanos kurdos ven el referendo como una oportunidad histórica para alcanzar su independencia September 21, 2017. Safin Hamed / AFP

La región autónoma del Kurdistán Iraquí, oprimida durante la era de Sadam Hussein, busca independizarse pese al rechazo mundial.

Anuncios

Durante años el pueblo kurdo fue perseguido y oprimido de forma sistemática por el gobierno del expresidente de Irak Sadam Husein. Todo cambió con la constitución iraquí en 2005 cuando la región, y a modo de reivindicación histórica, recibió un alto grado de autonomía administrativa y económica.

Dicha autonomía la quieren ver convertida en independencia, al menos así lo ven los ciudadanos como Abu Radha quien afirma que “el pueblo kurdo ha estado expuesto a diferentes tipos de opresiones y torturas por siglos. Queremos alcanzar nuestros derechos y queremos una república kurda”.

Pero no todos los kurdos ven con buenos ojos la independencia de su región y están de acuerdo en permanecer entre las fronteras de Irak, una opinión que comparten los parlamentarios en Bagdad como Salim Al-Jabour que con la constitución en la mano afirma que “no hay ningún artículo que hable de separación o conflicto con la unidad del estado federal estipulado en el artículo 1 de la carta magna”.

El gobierno de Erdogan teme un alzamiento independentista en Turquía

Del otro lado de la frontera, en Turquía con cerca de 20 millones de ciudadanos étnicamente kurdos, el gobierno de Recep Tayyip Erdogan teme un alzamiento independentista similar, por eso el gobierno turco no apoya la realización de la consulta, “nuestra meta no es tener un Irak dividido, pero las autoridades del norte de Irak dan pasos hacia una separación el territorio”.

Sumado a Turquía los gobiernos de Irán, Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes, Siria, Azerbaiyán, junto con la Unión Europea y Estados Unidos, rechazan la convocatoria del gobierno kurdo. Mientras que Israel, en una controvertida medida, apoya un Kurdistán independiente que pueda ayudarle a abastecerse de petróleo a través de Turquía y defenderse de las amenazas de Irán.

Para muchos analistas el rechazo internacional hacia esta autodeterminación kurda radica en que su independencia podría traer más inestabilidad al medio oriente y en sus ricas reservas de petróleo. Un estado kurdo independiente vendiendo petróleo en el mercado internacional provocaría una mayor caída de los precios debido a la sobre oferta mundial, aspecto que impactaría de inmediato en economías de países dependientes de la venta de crudo.

Por su parte el gobierno regional kurdo, encabezado por Massoud Barzani, presidente regional desde el 2005, parece dispuesto a no dejar pasar esta oportunidad única, así lo dejó claro en uno de sus discursos: “por nuestra libertad estamos listos a pagar cualquier precio, estamos frente a una división del camino, en un lado la independencia y en el otro la subordinación y la opresión”, comentó el mandatario frente a una multitud de 10 mil personas congregadas en un estadio en Erbil.

A la lista de temas que divide a la comunidad internacional en cuanto a Medio Oriente , el referendo kurdo entra a ser una de las prioridades de la agenda mundial.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.