Saltar al contenido principal

Los habitantes de Berlín deciden mantener su aeropuerto

Anuncios

Berlín (AFP)

Los habitantes de Berlín votaron el domingo por amplia mayoría mantener abierto su aeropuerto de Tegel, un revés para la alcaldesa que tampoco conviene a la canciller Angela Merkel.

Un 56,1% de los berlineses votó en un referéndum de iniciativa popular para que Tegel se mantenga, según los resultados oficiales publicados el domingo.

Las consecuencias de este voto no están sin embargo claras. Ni la ciudad de Berlín ni el gobierno han adelantado sus intenciones.

Desde el punto de vista legal, el cierre de las operaciones en Tegel (TXL) debe coincidir con la apertura de su sucesor, el aeropuerto de código BER.

Pero, por las negligencias o la corrupción, la inauguración del nuevo aeropuerto prevista en junio de 2012 no ha tenido lugar y aún no se tiene fecha de apertura, por lo que la utilización del viejo aeródromo continúa.

Aprovechando esta situación, los liberales del FDP obtuvieron la organización de la consulta para "salvar Tegel".

Su argumento principal es que el BER, aunque abriese mañana, no daría abasto: sólo en 2017 se esperan 35 millones de pasajeros y el nuevo aeropuerto está previsto únicamente para 22 millones.

El resultado del domingo podría además constituir un escollo para formar gobierno federal. Tras las legislativas del domingo, Merkel no tiene otra opción que crear una alianza del CDU con el FDP y los Verdes.

Pero el partido ecologista hizo una feroz campaña por el "no" en el referéndum. La canciller también es favorable al cierre.

Además de los argumentos de los ecologistas, que destacan la construcción de viviendas y escuelas en el terreno del actual Tegel, los partidarios del cierre del aeropuerto querían defender a los 300.000 vecinos que sufren a diario las operaciones del aeropuerto.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.