Saltar al contenido principal

Francia, acusada de "explotar" a los hijos de Jonah Lomu

Anuncios

Wellington (AFP)

Varios medios de comunicación neozelandeses acusaron este martes a la delegación francesa de "explotar" a los hijos de la estrella Jonah Lomu, fallecido en 2015, para hacer promoción de la candidatura de Francia para la organización del Mundial de Rugby de 2023.

En la presentación francesa, el lunes en Londres, ante la World Rugby, los hijos de Jonah Lomu, Dhyreille (siete años) y Brayley (ocho años), mostraron su apoyo a Francia.

La Federación Francesa de Rugby los había hecho venir junto a su madre, Nadene, desde Nueva Zelanda.

"Dhyreille nació en Marsella cuando Jonah vino a jugar en esa ciudad (tres partidos con Marsella en 2010)", explicó el antiguo tercera línea del XV de Francia Sébastien Chabal. "Es llamado el 'Frenchie' (Francesito) en la escuela y Jonah Lomu adoraba Francia", añadió.

Pero la presencia de los niños, que parecían, según la Television New Zealand, un poco "incómodos" durante esta presentación, fue mal percibida por muchos observadores.

El grupo de prensa Fairfax New Zealand se preguntó sobre la ética de Francia que, para promover su candidatura, utiliza a dos chicos que han perdido a su padre hace menos de dos años.

"Habría sido diferente si hubieran sido adolescentes, pero Brayley tenía seis años y Dhyreille cinco cuando su padre falleció", escribió el periodista Tony Smith.

Según Smith, su implicación en la candidatura francesa "crea el riesgo de ser acusada de una palabra común en inglés y francés: exploitation (explotación)".

Mismas sensaciones para el presentador de la radio Sport NZ, Martin Devlin: "Estos niños no comprenden qué hacen ahí. Cuando utilizas a niños de siete y ocho años, es explotación".

La participación de los hijos de Lomu, fallecido a la edad de 40 años de un paro cardíaco tras haber sufrido graves problemas renales durante varios años, tampoco gustó a varios comentaristas en Irlanda, también candidata a la organización del torneo.

Para el portal de internet Ball.ie, la secuencia era "emocionalmente dudosa", mientras que Jack O'Toole, del Irish Independant, estimó que podía ser juzgada como molesta.

"Cuando haces venir a dos niños del otro lado del planeta y los utilizas en el medio de tu vitrina para enfatizar sobre su relación con el padre fallecido, es simplemente una falta de tacto y es perturbador", escribió.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.