Saltar al contenido principal

La ex primera ministra tailandesa está en Dubái, según el jefe de la junta

Anuncios

Bangkok (AFP)

La ex primera ministra tailandesa Yingluck Shinawatra, condenada el miércoles en rebeldía a cinco años de cárcel, está exiliada en Dubái, anunció este jueves el jefe de la junta, que confirmó que se iba a emitir una nueva orden de detención.

Yingluck Shinawatra, cuyo gobierno fue derrocado en mayo de 2014 por los militares, no ha sido vista desde el 25 de agosto, fecha en la que debía comparecer ante el Tribunal Supremo para escuchar el veredicto en su juicio por "negligencia" en un programa de subvenciones acordadas a los cultivadores de arroz.

Sus partidarios y numerosos expertos sostenían que se trataba de un juicio político.

"Según las informaciones del ministerio de Relaciones Exteriores, ahora está en Dubái", declaró Prayut Chan-o-Cha a los periodistas.

Numerosas fuentes dentro del partido de Yingluck Shinawatra y de la junta afirmaban ya en los últimos tiempos que la ex jefa de gobierno se hallaba en el pequeño emirato, donde vive parte del año su hermano Thaksin, también ex primer ministro e igualmente exiliado para escapar de la justicia.

Desde su desaparición, la junta militar niega casi a diario haber alcanzado un acuerdo con Yingluck Shinawatra para organizar su huida, que dejó el campo libre a los militares para reorganizar el escenario político.

Pero los medios de comunicación tailandeses y los analistas insisten en el interés de la junta en que esté en el exilio.

"No tenemos tratado de extradición con Dubái, pero las autoridades nos han asegurado que iban a pedirle que no se implicara más en la vida política" tailandesa, declaró por su parte el ministro de Defensa, Prawit Wongsuwon.

Los militares, que llegaron al poder mediante el golpe de Estado contra el gobierno de Yingluck Shinawatra, quieren impedir el retorno de la oposición, encarnada por los hermanos Shinawatra.

Estos han ganado todas las elecciones nacionales desde 2001, pero las élites tradicionales, militares y jueces, que los ven como una amenaza para la monarquía, han depuesto del poder a todos sus gobiernos mediante golpes de Estado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.