Saltar al contenido principal

Libertad provisional en España para el periodista turco reclamado por Ankara

Anuncios

Madrid (AFP)

La justicia española ordenó este jueves libertad provisional para un periodista turco-sueco, detenido el 3 de agosto en Barcelona a petición de Ankara, que lo acusa de haber insultado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y de estar vinculado a un "grupo terrorista", informó una fuente judicial.

Un juez de instrucción de la Audiencia Nacional, jurisdicción especializada en asuntos internacionales, ordenó este jueves la puesta en libertad provisional de Hamza Yalcin, de 59 años, un periodista turco crítico con el régimen de Ankara que vive en Suecia y también posee la nacionalidad sueca.

El magistrado no decidió sin embargo si aceptaba o no la demanda de la extradición presentada por Turquía.

En el auto consultado por la AFP, destaca que el periodista dispone de un domicilio en Barcelona donde puede residir durante este plazo. Bajo control judicial, tendrá que comparecer cada semana ante la justicia y no podrá abandonar el territorio español sin autorización judicial.

La detención en el aeropuerto de Barcelona de Hamza Yalcin suscitó la indignación de varias organizaciones de defensa de los derechos humanos.

El Defensor del Pueblo, una autoridad española independiente, había manifestado su "preocupación" al Ministerio de Justicia, señalando en un comunicado las "detenciones masivas de miles de personas en los últimos meses y, específicamente, las medidas represivas adoptadas contra periodistas" en Turquía.

Según la agencia de prensa turca progubernamental Anadolu, Hamza Yalcin, quien escribe para Odak -una revista en línea crítica con el Gobierno turco-, debería ser juzgado por haber insultado al jefe del Estado, Erdogan, y haber hecho "propaganda" para un "grupo terrorista" cuyo nombre no se precisó.

El escritor germano-turco Dogan Akhanli también ha sido reclamado por Turquía, que lo acusa de "terrorismo".

Akhanli, de 60 años, que reside desde 1991 en Alemania y posee la nacionalidad alemana, fue detenido por mandato de Interpol el 19 de agosto en Granada, en el sur de España, donde se encontraba haciendo turismo, según su abogado, Gonzalo Boye.

El Gobierno alemán protestó por su detención, y a raíz de ello fue puesto en libertad el 20 de agosto. Sin embargo, el escritor tiene que permanecer en Madrid, a la espera de saber si España acepta o no extraditarlo a Turquía.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.