Saltar al contenido principal

Londres celebra unos "pasos decisivos" en la negociación del Brexit

Anuncios

Bruselas (AFP)

El negociador británico para el Brexit, David Davis, celebró este jueves los "pasos decisivos" en la negociación de divorcio, necesarios para comenzar a discutir las futuras relaciones con la Unión Europea, si bien su par europeo advirtió de que todavía eran insuficientes.

"Creo que estamos dando decisivos pasos" en las negociaciones del Brexit, subrayó el británico David Davis al término de la cuarta ronda de negociaciones en Bruselas de un divorcio que, de cumplirse los plazos, debería consumarse a finales de marzo de 2019.

Determinar un avance importante en la negociación es crucial para el objetivo del Reino Unido de empezar a discutir cuanto antes las futuras relaciones con el bloque europeo, que podría incluir un tratado de libre comercio, e incluso un eventual período de transición de dos años tras la retirada efectiva de los británicos.

Los europeos se niegan a pasar a esta segunda fase mientras no haya "progresos suficientes" en las actuales prioridades de negociación: garantizar los derechos de los ciudadanos directamente afectados por la salida británica de la UE, el monto a pagar por Londres por su retirada y la cuestión irlandesa.

Y, pese a destacar la "nueva dinámica" de las discusiones tras el discurso el viernes de la primera ministra británica, Theresa May, en Florencia, el negociador europeo, Michel Barnier, se mostró menos entusiasta, estimando que la entrada en la segunda fase podría tomar "varias semanas o varios meses".

Los europeos habían fijado como fecha la cumbre europea del 19 y 20 de octubre en Bruselas para certificar la existencia de progresos suficientes en las negociaciones iniciadas a mediados de junio, un objetivo que parece cada vez más lejano.

En este sentido, el Parlamento Europeo se dispone a urgir a los mandatarios europeos a "retrasar" su examen sobre el estado de los progresos si no se registra un "avance" importante en todas las prioridades durante la quinta ronda prevista entre el 9 y el 12 de octubre.

- Justicia europea y factura -

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se mantiene como uno de los puntos del bloqueo.

Barnier reiteró su voluntad de que el alto tribunal sea el competente para resolver las diferencias sobre los derechos de los ciudadanos, si bien Davis subrayó que la justicia británica protegerá los derechos de los europeos en su país.

Otro de los asuntos espinosos es el económico. Ante la intención del Reino Unido de supeditar el monto de la factura a la discusión de las futuras relaciones a ambos lados del Canal de la Mancha, el negociador europeo rechazó "cualquier vinculación" y urgió a definir primero la cifra.

May prometió en Florencia, donde abogó además por un período de transición de dos años tras el divorcio, "respetar" los compromisos británicos en el marco del actual presupuesto europeo vigente hasta 2020, tal y como recordó este jueves su negociador, quien rechazó por el momento ofrecer cifras concretas.

"Es importante que la primera ministra diga que, para los años 2019-2020, los Estados miembros de la UE no deberán pagar más o recibir menos, pero nos alejamos de la cuenta si nos limitamos a esos dos años solamente", advirtió Barnier, máxime cuando, según fuentes europeas, el monto total sería de entre 60.000 y 100.000 millones de euros.

El negociador británico destacó, por su parte, avances en otros dos asuntos: la situación de la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte, y sobre Euratom, el organismo europeo que coordina los programas de investigación de la energía nuclear.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.