Una saudí encarcelada en 2011 por conducir desea retomar el volante

Anuncios

Sídney (AFP)

La activista saudí Manal al Sharif, que vive en Sídney, declaró este jueves que está impaciente por retomar el volante en su país, donde fue encarcelada por hacerlo en 2011, después de que el reino autorizara a las mujeres a conducir vehículos.

Manal al Sharif, quien dirigió el movimiento de protesta Women2Drive, fue encarcelada durante nueve días en mayo de 2011 por haber publicado en internet un vídeo en el que se la veía conducir en la ciudad saudí de Jobar (este).

El martes, el rey Salman ordenó que se entreguen licencias de conducir a los hombres o a las mujeres "sin distinción", según un decreto real.

El reino era el único país del mundo en el que las mujeres no tenían derecho a conducir.

Esta medida, que debe entrar en vigor en junio, lleva la marca del príncipe heredero Mohamed bin Salman, de 32 años, impulsor de un amplio programa de reformas económicas y sociales bautizado "Visión 2030".

"Es un día verdaderamente histórico", declaró Sharif al diario The Australian Manal. La mujer se instaló en Australia cuando salió de prisión.

"Voy a ser honesta: acabo de llorar", confesó. "Voy a regresar y voy a conducir, legalmente", agregó. "Mi coche sigue allá, el que conduje. Me negué a cederlo. Mi familia lo conservó. Voy a conducir, pero legalmente esta vez", repitió.

El Observatorio de los Derechos Humanos celebró el fin de la prohibición, que su directora para Oriente Medio, Sarah Leah Whitson, calificó de "victoria importante para las mujeres saudíes que valientemente durante décadas se enfrentaron a la discriminación sistemática".

"Ahora las autoridades saudíes deberían garantizar que a las mujeres se les permita conducir de la misma manera que a los hombres", es decir, sin restricciones, agregó.

La medida, reclamada desde 1990 por una parte de la sociedad, entrará en vigor a partir de junio de 2018.