México libera a un exministro guatemalteco y lo envía a Panamá

Anuncios

Ciudad de Guatemala (AFP)

México liberó este sábado al exministro del Interior guatemalteco Francisco Perdomo, vinculado al autogolpe de Estado del entonces presidente Jorge Serrano en 1993, y lo envió de regreso a Panamá, donde ambos tienen asilo político, informó la policía guatemalteca.

En cumplimiento de una orden de arresto de Interpol, Perdomo había sido detenido la noche del viernes por la policía en el aeropuerto de la Ciudad de México, al llegar en un vuelo desde Panamá, dijo el director de la Policía Nacional Civil guatemalteca, Nery Ramos, a periodistas.

Ramos indicó que inicialmente las autoridades mexicanas iban a entregar a Perdomo a Guatemala, que lo busca por su participación en el autogolpe de 1993, pero finalmente "todo cambió sin previa notificación a Guatemala" y fue enviado de regreso a Panamá.

"Se hicieron las coordinaciones con las autoridades mexicanas, quienes inicialmente nos habían indicado que esta persona, en vista que había un pedido a través de Interpol de la justicia guatemalteca, iba a ser puesto en un avión a territorio guatemalteco", explicó el jefe policial.

"Sin embargo, todo ese planteamiento cambió y el vuelo que finalmente abordó el señor Perdomo fue de retorno al país donde originó su viaje, que fue Panamá", agregó.

De su lado, Perdomo, acompañado por el expresidente Serrano (1991-1993), en un video en vivo transmitido por Facebook desde Panamá, señaló que no estuvo detenido, sino que al llegar con su familia las autoridades mexicanas lo interrogaron sobre "una pequeña observación de un hecho ocurrido hace mucho tiempo".

El exministro afirmó que les explicó a los funcionarios mexicanos que tenía asilo en Panamá y luego se le pidió regresar para "no perjudicar la buena relación existente entre países".

Aunque no precisó el motivo de su viaje a México, Perdomo aseguró que regresó a Panamá de "forma voluntaria".

El 25 de mayo de 1993, en medio de una fuerte crisis política, Serrano disolvió el Congreso y la Corte Suprema, "emitió medidas de censura a la prensa" y "suspendió 46 artículos de la Constitución", según un informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico, auspiciada por la ONU y creada al finalizar la guerra civil (1960-1996).

Perdomo, de 60 años, está señalado de violación a la Constitución, rebelión, desacato, abuso de autoridad, abandono de cargo, usurpación de funciones, sedición, abuso contra particulares, peculado, malversación, entre otros delitos, detalló el director de la policía.

Debido a que tenía asilo, las leyes panameñas "no permiten la expulsión a territorio guatemalteco", indicó Ramos, al confirmar que el exministro guatemalteco ya se encontraba de nuevo en Panamá.

Perdomo también es sindicado del desfalco de 2,3 millones de dólares de fondos públicos, según la Policía guatemalteca, acusación que él ha negado.