El boricua Correa termina la semana en lo alto de la ofensiva en Grandes Ligas

Anuncios

Miami (AFP)

El torpedero puertorriqueño Carlos Correa, de los Astros de Houston, terminó la última semana de la temporada en Grandes Ligas por todo lo alto en la ofensiva.

El boricua concluyó el trayecto con .545 de promedio, gracias a 13 imparables en 22 turnos, con tres jonrones y 10 impulsadas, para comandar a los latinos en esos dos últimos departamentos.

Correa ha sido un factor fundamental en esta campaña para que los Astros ganaran la División Oeste de la Liga Americana y arrancan ahora la Serie Divisional en los playoffs contra los Medias Rojas de Boston, ganadores de la División Este del mismo circuito.

El cubano J.D. Martínez, de los Diamondbacks de Arizona, también tuvo una semana espectacular al terminar con promedio de .368 con dos vuelacercas -uno de ellos con las bases llenas- y siete empujadas.

Martínez llegó a los D´Backs en agosto en un canje con los Tigres de Detroit y entre ambas Ligas concluye la campaña con 45 vuelabardas y 104 empujadas y su nuevo equipo abre el miércoles la pelea por el comodín en la Nacional frente a los Rockies de Colorado.

El venezolano Marwin González, de los Astros, y el dominicano Erwin Encarnación, de los Indios de Cleveland, también tuvieron una semana excelente con el madero en la mano.

González, considerado como uno de los mejores 'utility' en las Mayores, también ha sido fundamental para los Astros.

El venezolano terminó la semana como líder entre los latinos con promedio de .550 con un bambinazo y ocho remolcadas.

Por su parte, Encarnación lo hizo para .368 con un batazo de cuatro esquinas y ocho fletadas también.

El dominicano ha sido un baluarte excelente en el desempeño de los Indios, que arrancan el fin de semana su pelea Divisional contra el ganador del boleto de comodín entre los Yankees de Nueva York y los Mellizos de Minnesota.

El cubano Yasiel Puig, de los Dodgers de Los Angeles, el de origen boricua Giancarlo Stanton y el dominicano Marcell Ozuna, ambos de los Marlins de Miami, también destacaron en ese trayecto.

Puig ha sido fundamental en la coronación de los Dodgers en la División Oeste de la Liga Nacional.

El cubano promedió en la semana .417 con dos jonrones y seis impulsadas. Los Dodgers arrancan su Serie Divisional contra el ganador del duelo por el comodín del Viejo Circuito entre los D´Backs y los Rockies.

La dupla compuesta por Stanton y Ozuna, considerada una de las más temibles ofensivamente, se despidió de su público bajo una gran ovación.

Los Marlins se despidieron con una derrota ante los Bravos el domingo, pero su recio artillero Stanton lo hizo con 59 jonrones y a gritos de sus seguidores de MVP (Jugador Más Valioso).

Stanton se quedó corto en cuanto a conseguir la marca de 60 bambinazos, a uno de un selecto grupo que ha logrado 60 o más vuelacercas en una temporada como son Babe Ruth, Roger Maris, Barry Bonds, Mark McGwire y el dominicano Sammy Sosa.

Stanton finalizó con 59 vuelabardas y 132 impulsadas y es un serio aspirante al premio de MVP (Jugador Más Valioso) en la Liga Nacional.

Por su parte, Ozuna conectó su bambinazo número 37 de la temporada el domingo, pero no pudo evitar que el equipo cargara el revés.

- Despaigne, a gran altura -

El lanzador cubano Odrisamer Despaigne (2-3), de los Marlins, fue el único pitcher en la semana con dos victorias luego de vencer a Rockies y Bravos con 13 buenos capítulos, en los que esparció 14 imparables con cuatro carreras y nueve ponches.

Otros lanzadores que destacaron en ese trayecto fueron los venezolanos Carlos Carrasco (Indios, 18-6) y Félix Hernández (Marineros, 6-5) y el dominicano Luis Severino (Yankees, 14-6).

Carrasco superó a los Mellizos con ocho y un tercio de entradas, en las que esparció seis imparables sin carreras y propinó la friolera de 14 ponches.

Por su parte, Hernández sometió a los Atléticos con seis buenos capítulos, con dos imparables y una solitaria carrera, mientras que Severino superó a los Rays en seis entradas, en las que diseminó cuatro inatrapables con una solitaria carrera y nueve abanicados.