Varios muertos tras la proclamación simbólica de "independencia" de anglófonos en Camerún

Anuncios

Buea (Camerún) (AFP)

Los incidentes en las regiones anglófonas de Camerún que decidieron declarar simbólicamente "la independencia" dejaron varios muertos este fin de semana, por la represión policial enviada por las autoridades de la capital Yaundé para contener las manifestaciones.

Los sectores separatistas anglófonos anunciaron que elegirían la fecha de este domingo 1 de octubre para declarar la independencia de Yaundé, fecha en la que se conmemora la unificación entre las zonas de habla francesa e inglesa en 1961.

La independencia fue proclamada simbólicamente en las redes sociales en la mañana del domingo por Sisiku Ayuk, presidente autoproclamado de Ambazonia, nombre dado a la república separatista.

En vísperas de la fecha el poder central de Yaundé decretó toques de queda en la zona, prohibió las reuniones de más de cuatro personas en el espacio público y limitó los desplazamientos.

Desde noviembre de 2016, la minoría anglófona, que representa cerca del 20% de la población, protesta por la marginalización que siente frente al resto del territorio.

La minoría de habla inglesa del país, de 22 millones de habitantes, se ha quejado durante mucho tiempo de la desigualdad en el reparto de los ingresos petroleros del país.

La posibilidad de una independencia de las regiones anglófonas fue rechazada categóricamente por Yaundé, que desplegó a las fuerzas de seguridad especialmente en Buea, la mayor ciudad del suroeste, y Bamenda, en el noroeste.

Al menos tres personas murieron en manifestaciones, dos por heridas de bala en Ndop, a 40 kilómetros de Bamenda, indicaron varias fuente.

El alcalde de Kumbo, Donatus Njong, informó que en la localidad también se registró una víctima mortal.

En Kumbo, tres prisioneros que quisieron aprovechar las manifestaciones para escapar de la cárcel fueron abatidos y en el incidente tres reclusos resultaron heridos, según una fuente cercana a las autoridades regionales.

En esta localidad, que tiene fama de estar en rebeldía desde el inicio de las protestas en 2016, las fuerzas de seguridad mataron a tiros el sábado a un joven.