El Supremo de Irlanda pide a la justicia europea regular el pase de datos UE-EEUU

Anuncios

Dublín (AFP)

La Alta Corte de Irlanda solicitó este martes una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que decida las reglas sobre la transferencia de datos a Estados Unidos de los usuarios de Facebook en el bloque.

"Sólo una decisión del TJUE puede impedir la implementación incoherente" entre los países del bloque europeo de la reglamentación que regula la transferencia de datos hacia Estados Unidos por los gigantes de internet, declaró la corte.

"Decidí en consecuencia pedir al Tribunal de Justicia que publique una decisión preliminar", anunció la jueza Caroline Costello.

Esta decisión surge tras la demanda presentada contra Facebook en Irlanda, sede de las actividades europeas de la empresa, por el austriaco Max Schrems.

Éste se quejó ante la Comisión irlandesa de Protección de Datos (DPC, por sus siglas en inglés) por el uso que hace Facebook de las Cláusulas Contractuales Tipo (CCT), que ofrecen un marco legal para transferir datos de ciudadanos de la UE a Estados Unidos, sobre la base de que ofrecen una "protección adecuada" sobre su confidencialidad.

Al terminar la audiencia, Schrems declaró a la AFP que no busca que se interrumpa "el conjunto de la transferencia de datos, el 90% no plantea problemas". Dijo que se concentraba únicamente en las empresas "implicadas en la vigilancia de masas".

Schrems inició su acción argumentando que Estados Unidos no ofrece garantías suficientes de respeto a la vida privada. Irlanda está concernida en primer lugar, ya que desde su territorio la filial de Facebook transfiere los datos personales de sus 300 millones de usuarios europeos hacia su sede en California.

Conforme al derecho europeo, la DPC fue solicitada para decidir sobre la capacidad del gigante estadounidense de continuar o no transfiriendo datos de sus usuarios hacia Estados Unidos.

En febrero, la DPC pidió a la Alta Corte de Irlanda que reenviara al TJUE la decisión sobre el estatuto jurídico de la transferencia de datos, estimando que no podía tomarse a nivel nacional.

La Alto Corte accedió a este pedido y reclamó al TJUE que confirme o no "los poderes discrecionales excepcionales" conferidos a la DPC, subrayando que es "importante que haya una implementación uniforme de la directiva (europea sobre la protección de datos) en la UE".

Esta directiva permitió en mayo a la agencia francesa de protección de datos (CNIL) y luego en septiembre a la española (AEPD), infligir sanciones a Facebook por fallar en su gestión de los datos de los usuarios.