La deuda española bajo presión tras el referéndum en Cataluña

Anuncios

París (AFP)

La deuda española se encontraba bajo presión este miércoles en el mercado europeo de obligaciones, en tanto los inversores se mostraban muy prudentes ante las tensiones persistantes que afectan al país tres días después del referéndum catalán.

"Las tasas de préstamo españolas registraban tensiones aún hoy, después de haber tenido una breve estabilización", observó Cyril Regnat, un estratega en obligaciones de Natixis.

"La caída de la Bolsa de Madrid y la ansiedad generada ante la espera de los anuncios catalanes y las decisiones del gobierno español", explican ampliamente este movimientos, continuó.

España esperaba este miércoles una intervención del gobierno en Cataluña, después que el rey Felipe VI declarase que el Estado debía asegurar el orden constitucional en esta región en la que sus dirigentes "pretenden proclamar ilegalmente la independencia".

"Por efecto mecanico, esto favorece a la deuda alemana en un movimiento clásico de repliegue hacia los activos más seguros", añadió Regnat.

Italia también conoció una pequeña tensión, pero "ésta está más vinculada a la toma de beneficios que a un contagio real", estimó el experto.

Más allá de los acontecimientos actuales, no obstante, "la deuda española sigue siendo de calidad", señaló, juzgando que un reequilibrio podría ser "tan rápido" como el aumento de tensión, "desde que las primeras señales entre las partes (enfrentadas) aparezcan", pero "la cuestión es saber cuándo".

En cuanto a los indicadores, el fuerte enlentecimiento de la creación de empleo en Estados Unidos en septiembre, afectada por los huracanes devastadores, no tuvo un impacto significativo sobre el mercado.

Los investigadores se interesaron más en el índice de actividad en el sector de los servicios (ISM) en setiembre, que progresó unos días después de un salto inesperado del ISM manufacturero.

"Esta cifra ha pesado un poco sobre las tasas de préstamo más sólidas, reduciendo el efecto generado por España", explicó Regnat.

A las 16H00 GMT, la tasa de préstamo a diez años de España aumentó 1,784%, contra 1,723% el martes a la clausura del mercado secundario, donde se intercambia la deuda ya emitida. Se trata del más alto nivel al cierre desde el 21 de marzo, superando la media europea.