Saltar al contenido principal

Trump sugiere perdonar la deuda a Puerto Rico, la más grande de su historia

El presidente estadounidense Donald Trump y la primera dama Melania Trump  saludan a la gente durante una caminata por un barrio afectado en San Juan, el 3 de octubre de 2017.
El presidente estadounidense Donald Trump y la primera dama Melania Trump saludan a la gente durante una caminata por un barrio afectado en San Juan, el 3 de octubre de 2017. Jonathan Ernst, Reuters

Durante su visita a la isla, el presidente de Estados Unidos anticipó que podría liquidar los compromisos financieros para paliar la crisis tras el huracán María. Este miércoles los bonos de la deuda puertorriqueña tuvieron una caída récord.

Anuncios

En una entrevista con la cadena Fox en medio de su visita a las zonas afectadas por el paso del huracán María en Puerto Rico, Trump lanzó una promesa al aire: “Deben mucho dinero a sus amigos en Wall Street y vamos a tener que liquidar eso. Van a decir adiós a eso, no sé si es (el banco) Goldman Sachs, pero quienquiera que sea, puede despedirse de eso”.

A principios de este año, Puerto Rico, que a inicios de este año presentó la bancarrota más grande en la historia municipal de Estados Unidos, está luchando por recuperar la estabilidad económica frente a una carga de deuda de 72 mil millones de dólares y sistemas de salud pública y pensiones casi insolventes.

Este año, el gobierno del estado libre asociado estadounidense incumplió tres pagos de deuda en ocho meses, por una suma cercana a los 370 millones de dólares.

La isla de 3,4 millones de habitantes inició su declive económico en 2006 con el fin de las exenciones fiscales masivas que atrajeron a las grandes multinacionales e impulsaron la actividad. Luego, la recesión económica y la caída de los ingresos hicieron crecer la deuda del país.

Si bien Trump apuntó contra los grupos de banca de inversión, Puerto Rico debe más dinero a pequeños inversores. Según declaró Cate Long, fundador de la firma de investigación Puerto Rico Clearinghouse, a la cadena CNN, menos del 25% de la deuda puertorriqueña está en manos de fondos de cobertura. El resto pertenece a individuos y fondos de pensión.

Al mismo tiempo, Puerto Rico encara una difícil batalla legal con sus tenedores de bonos, que han acumulado docenas de casos que implican a menudo conflictos de intereses. Esto dificulta los esfuerzos de recuperación del territorio porque limita las opciones para solicitar préstamos de dinero por años.

Caída récord de los bonos puertorriqueños

La reacción de los mercados ante la sugerencia de Trump no se hizo esperar. Este miércoles, el precio de los bonos de Puerto Rico, especialmente el de 2035, cayó a 32,25 centavos de dólar, frente a los 44 del martes, mientras que los rendimientos subieron de 18,48% a 35,4%.

Con la misión de calmar las aguas, el director de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, declaró este miércoles a la cadena CNN que las palabras de Trump sobre la chance de liquidar la deuda de la isla no deben ser tomadas en forma literal. “Creo que lo que quiso decir el presidente es que Puerto Rico tendrá que encontrar la manera de resolver su problema”, señaló.

“No vamos a rescatarlos, no vamos a pagar esas deudas, no vamos a rescatar a esos bonistas”, enfatizó Mulvaney.

Trump prepara un pedido de 29 mil millones de dólares para desastres

El presidente estadounidense, Donald Trump, está preparando una solicitud al Congreso de un paquete presupuestal para desastre de unos 29 mil millones de dólares, que combina la solicitud de casi 13 millones de dólares en fondos de socorro para los afectados y 16 mil millones de dólares en concepto de condonación de la deuda acumulada con el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, que asegura cerca de cinco millones de viviendas y comercios.

Una de las misiones de esta medida es dotar de dinero al programa de seguro contra inundaciones del gobierno, el cual está por agotar su línea de crédito de 30 mil millones de dólares del Departamento del Tesoro. El perdón a parte de esa deuda le daría aire para pagar los reclamos de víctimas de los huracanes Harvey, Irma y María.

Al mismo tiempo, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) solicita unos 13 mil millones de dólares adicionales, dado que continúa gastando dinero para las operaciones de ayuda por desastre a un ritmo acelerado. El pedido se produce cuando el programa está a punto de quedarse sin dinero, según dijeron asesores del Congreso. El programa había acumulado casi 25 mil millones de dólares en deuda antes de los huracanes más importantes de esta temporada.

Por último, las cuentas federales de bomberos podrían recibir 577 millones para reponer lo que gastaron después de una desastrosa temporada de incendios forestales en el oeste del país.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.