TIROTEO EN LAS VEGAS

EE.UU.: Un pequeño paso para más regulación en el mercado de armas

Un ciudadano porta un cartel que apela al fin de la violencia con armas de fuego, tras el tiroteo de Las Vegas. 04/10/2017
Un ciudadano porta un cartel que apela al fin de la violencia con armas de fuego, tras el tiroteo de Las Vegas. 04/10/2017 Michelle McLoughlin / Reuters

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) afirmó que debe haber mayor control de unos dispositivos que permiten que las armas de fuego disparen automáticamente. Estos fueron utilizados en la reciente masacre de Las Vegas.

Anuncios

Si bien no supone una revisión del uso de las armas en Estados Unidos, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) abre la puerta a que haya más control de unos dispositivos que permiten que las armas de fuego disparen más rápido, a raíz del tiroteo de Las Vegas el pasado domingo.

Precisamente el autor de la masacre, Stephen Paddock, llegó a modificar hasta doce rifles con dispositivos en las culatas para poder disparar municiones casi de manera automática. A este tipo de complementos armamentísticos se les conoce en inglés como “bump stocks”.

Gracias a esta alteración, Paddock pudo disparar hasta nueve balas por segundo desde la ventana del hotel Mandalay Bay Resort en el que se alojaba, causando la muerte a 58 personas e hiriendo a alrededor de 500, mientras asistían a un concierto de country al aire libre.

“Le daríamos la bienvenida a ese debate”

La Casa Blanca, a través de su portavoz, Sarah Sanders, aseguró que el Gobierno de Donald Trump apoyará que el Congreso estadounidense plantee si debe restringirse el uso de estos dispositivos. “Les daríamos la bienvenida a eso (el debate) y queremos formar parte de la conversación”, dijo Sanders en una conferencia de prensa.

Poco después, la misma NRA, un grupo de presión que suele oponerse al control de las armas, pidió al Gobierno que “revise inmediatamente si esos dispositivos cumplen con la ley federal”, y añadió que, si no lo hacen, “deberían quedar sujetos a regulaciones adicionales”.

Este pequeño paso hacia un diálogo sobre el uso de las armas en Estados Unidos sorprende por venir de una organización que tradicionalmente defiende el derecho a portar armas. Un derecho contemplado en la Segunda Enmienda de la Constitución norteamericana.

Pero líderes del Partido Republicano, como el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, se han inclinado a revisar este tema porque las armas automáticas están totalmente prohibidas en el país, y estos dispositivos –que Ryan admitió no conocer antes del tiroteo– permiten simularlas.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24