Estados Unidos

El productor de cine Harvey Weinstein fue despedido por acusaciones de acoso sexual

Harvey Weinstein en una entrega de Premios Óscar.
Harvey Weinstein en una entrega de Premios Óscar. Mike Blake/Reuters

La junta directiva de la productora Weinstein Co despidió de manera inmediata a Harvey Weinstein, tras los testimonios y acusaciones publicados por The New York Times sumado a una investigación interna.

Anuncios

En un comunicado, la junta directiva de la compañía anunció este domingo el despido de Harvey Weinstein, a causa de su comportamiento indebido, por lo que el hasta entonces copresidente no podrá seguir siendo parte de ella.

"A la luz de la nueva información sobre la mala conducta de Harvey Weinstein que ha surgido en los últimos días, los directores de The Weinstein Company -Robert Weinstein, Lance Maerov, Richard Koenigsberg y Tarak Ben Ammar- han determinado y han informado a Harvey Weinstein que su contrato con The Weinstein Company será finalizado, con efecto inmediato ", dijo el directorio de la compañía en un comunicado.

Después de las revelaciones hechas en días pasados por The New York Times, en las que al menos ocho mujeres lo acusaban de acoso sexual, Harvey Weinstein había tomado una licencia indefinida con aprobación de la junta directiva, al tiempo que esta dio inicio a una investigación interna de manera privada y discreta.

El resultado de la pesquisa y la decisión de la junta directiva de Weinstein Co., que incluye al hermano de Weinstein, tomó por sorpresa al público y precipitó la caída de uno de los principales ejecutivos de la empresa y uno de los productores más reconocidos de la industria cinematográfica.

Bajo su liderazgo, el Weinstein Co. se convirtió en una de las productoras habituales en los Premios Oscars, incluso con extrañas y comentadas hazañas al ganar premios de la Academia con “El discurso del rey” y "The Artist". Pese a su prestigio, la compañía presenta escasez de dinero debido a los decepcionantes retornos en venta de taquilla de algunas de sus cintas y las constantes salidas y diferencias con los ejecutivos.

“Soy consciente de que mi comportamiento con mis colegas ha causado mucho daño...”

Días atrás el diario The New York Times publicó un extenso reportaje que recogía varias acusaciones de acoso sexual contra el reconocido productor de Hollywood, lo que desató un escándalo en la industria cinematográfica.

El mismo día de la publicación, Weinstein se disculpó por su comportamiento: “Soy consciente de que mi comportamiento con mis colegas ha causado mucho daño en el pasado, y me disculpo sinceramente por ello. Aunque estoy tratando de mejorar, sé que el camino aún es largo. Estoy en terapia y planeo tomarme una licencia para afrontar este problema”.

Pero poco después su abogado Charles J. Harder emitió un comunicado diciendo que la historia del medio neoyorquino era difamatoria porque se basaba en rumores y en un falso reporte.

El mismo Harvey Weinstein dijo posteriormente, en una entrevista con Emily Smith, que el New York Times no había sido honesto con él, que mintieron e hicieron conjeturas. Afirmó que el diario temía tanto perder la exclusiva con New York Magazine que publicó la historia sin verificar todos los datos con Weinstein y sus abogados. Sin embargo, el productor no cuestionó contenidos específicos de la historia.

La portavoz del periódico, Danielle Rhoades dijo que se sentían tranquilos con el reportaje y añadió que Weinstein estaba al tanto de la historia y tuvo suficiente tiempo para dar su versión antes de la publicación.

En el reportaje, el New York Times afirmó que Weinstein había llegado a acuerdos con ocho mujeres que lo habían acusado de acoso sexual y contacto físico no consentido. El reportaje cita a varias víctimas, entre las que se encuentran las actrices Ashley Judd y Rose McGowan. También incluye las historias de varias asistentes y el incidente ocurrido con la modelo italiana Ambra Battilana. En el caso de Judd, la actriz había relatado previamiente el incidente en un hotel con Weinstein, que sucedió hace dos décadas, pero nunca reveló su nombre.

Según los diferentes testimonios, el famoso productor siempre seguía el mismo patrón. Invitaba a las mujeres a una habitación de un hotel, supuestamente para discutir temas laborales. En cambio, les preguntaba si querían un masaje o si les gustaría verlo mientras se bañaba. Muchas de las mujeres nunca denunciaron el acoso, temiendo una retaliación por parte de Weinstein o su empresa, afirma el reportaje.

Pese al escándalo desatado en la industria de Hollywood, por las acusaciones contra Harvey Weinstein,  no hay cargos o demandas en su contra porque ninguna de sus supuestas víctimas ha hecho una denuncia formal ante las autoridades.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24