Saltar al contenido principal

Estados Unidos declara a California zona de gran desastre federal por incendios forestales

Bomberos intentan apagar las llamas en una casa situada en la región vinícola de Napa, en el norte de California.
Bomberos intentan apagar las llamas en una casa situada en la región vinícola de Napa, en el norte de California. Josh Edelson/AFP

Al menos 21 personas muertas, 20.000 evacuadas y 1.500 edificios destruidos en el norte de California, donde fue declarado zona de gran desastre federal por varios incendios en una región vinícola.

Anuncios

En una región del vino en el noroeste de California se registraron varios incendios desde el lunes 9 de octubre. Las autoridades informaron que 21 personas murieron a consecuencia del desastre, 20.000 fueron evacuadas y más de 1.500 edificios de viviendas y negocios fueron destruidos.

Las autoridades informaron que los vientos fuertes y secos avivaron las llamas, por lo que lo residentes de la zona fueron sometidos a evacuaciones obligatorias y enviados a refugios locales. Cerca de 46.000 hectáreas fueron devoradas por el fuego y más de 103.000 personas se encuentran sin gas ni electricidad, especialmente en los condados de Napa y Sonoma, dos de las zonas más afectadas.

Esos incendios se han ido extendiendo a lo largo de las horas, provocando nuevos focos de llamas, y llevaron el gobernador de California, Jerry Brown, a declarar estado de emergencia en Napa, Sonoma y Yuba.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró que se encuentran trabajando con el gobernador Browne e hizo un breve valance de las catástrofes que asotaron a la región en los últimos tiempos: " Ha sido un desafiante mes y medio para los desastres naturales en todo el país y con los huracanes que afectan a Texas, la Costa del Golfo, Florida, las Islas Vírgenes y Puerto Rico" y aseguró a la la gente de California que "el gobierno federal está listo para proveer toda y cualquier ayuda al estado de California, como sus valientes bomberos y primeros socorristas enfrentan este desafío cada vez más amplio".

“Era un infierno como nunca antes he visto”, dijo Marian Williams, quien evacuó en su auto junto con sus vecinos antes del amanecer, mientras las llamas carcomían los viñedos y encendían las crestas de las montañas de su pequeño pueblo de Kenwood, en el condado de Sonoma, uno de los más afectados.

Williams dijo que podía sentir el calor de las llamas dentro de su auto mientras evacuaba. “Los árboles se quemaban como antorchas”, dijo.

Con tantos incendios, algunos residentes del condado de Sonoma tuvieron decidir qué carretera tomar, pues las rutas estaban cortadas por las llamas o por troncos de árboles caídos.

También hubo incendios al este, en la zona vinícola en el condado de Napa, así como en los condados de Yuba, Butte y Nevada, todos al norte de la capital estatal.

Esta es una época del año en la cual históricamente ocurren los incendios más grandes en California. El peor incendio reciente ocurrió en Cedar, en el condado de San Diego en 2003, que destruyó más de 2.800 hogares; mientras que el de Witch, también en San Diego, pero en 2007, destruyó más de 1.600. Ambos ocurrieron en octubre.

Con EFE y AP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.