AMÉRICA LATINA

Colombia: Miembros de la Policía hostigaron con disparos a ONG's y a periodistas

Defensores de derechos humanos y organizaciones sociales se movilizaron el viernes 6 de octubre en Bogotá, Colombia, para pedir al Gobierno la implementación de lo acordado en sustitución de cultivos de uso ilícito. Esto tras el asesinato de los seis civiles en Tumaco.
Defensores de derechos humanos y organizaciones sociales se movilizaron el viernes 6 de octubre en Bogotá, Colombia, para pedir al Gobierno la implementación de lo acordado en sustitución de cultivos de uso ilícito. Esto tras el asesinato de los seis civiles en Tumaco. Leonardo Muñoz/EFE

Una misión humanitaria y periodistas que intentaban ingresar a Tumaco, donde seis civiles murieron, fueron atacados por la Policía con disparos al aire y granadas. La fuerza pública lamentó lo sucedido.

Anuncios

Este domingo, hacia las 2:20 p.m. hora local, una misión humanitaria conformada por ONG's y periodistas fueron atacados con granadas y disparos al aire cuando se acercaban al lugar donde ocurrió la masacre que dejó seis muertos y cerca de 20 heridos el jueves 5 de octubre en las inmediaciones de Tumaco, en el sureste de Colombia.

El hecho se registró en la vereda Tandil, y entre los atacados figuran representantes de Naciones Unidas y periodistas de los diarios El Espectador y El Tiempo, y de la Revista Semana.

De la misión humanitaria hacían parte voceros de las organizaciones Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (Conpaz), Justicia y Paz, Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Corporación Jurídica Yira Castro, Asociación Minga, Diálogo Intereclesial por la Paz, Somos Defensores, Conpaz y Asociación Cristiana Menonita para Justicia, Paz y Acción No violenta.

Horas después de conocerse la noticia, que se suma a los señalamientos que hizo más temprano la Defensoría del Pueblo de Colombia a la Policía antinarcóticos, el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, pidió "explicaciones suficientes" a la fuerza pública.

Según Naranjo, al parecer "la misión humanitaria estaba en el lugar para recuperar a una séptima víctima mortal" del ataque. "La comisión se traslada a la zona y se encuentra a una base del escuadrón antidisturbios de la Policía y es allí cuando se presenta esta situación que nosotros lamentamos", afirmó Naranjo.

La Policía se manifestó minutos después en un comunicado en el cual señaló que "lamentaba la situación y ofrece excusas públicas a los integrantes de la comisión y reitera su disposición de colaborar con la investigación respectiva, previo aviso y coordinación interinstitucional".

Cómo van las investigaciones por el asesinato de los seis campesinos

Los hallazgos revelados hoy contradicen lo que señaló en primera instancia el Ministerio de Defensa, que informó el jueves tras la masacre, que esta había sido perpetrada por disidentes de las FARC al lanzar explosivos y disparar contra miembros de la fuerza pública que escoltaban a erradicadores de matas de coca y contra una multitud congregada en el lugar para protestar contra esa labor.

Los campesinos entrevistados por la Defensoría afirmaron que los miembros de la Policía antinarcóticos fueron los autores de la masacre, pero negaron "la injerencia de grupos armados ilegales en el ataque, como las disidencias de las FARC, y el lanzamiento de armas no convencionales como tatucos o cilindros bombas", dice el comunicado.

De igual manera, la versión de la comunidad descartó la participación del Ejército Nacional y exaltó el apoyo brindado por los miembros de esa institución en la prestación de los primeros auxilios y la evacuación de los heridos.

La Defensoría también solicitó a la Unidad Nacional de Protección hacer estudios de riesgos a los líderes comunales y autoridades étnicas que se encuentran amenazados.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24