Jefe del Eurogrupo, dispuesto a completar su mandato hasta enero

Anuncios

Luxemburgo (AFP)

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, indicó este lunes su intención de agotar su mandato al frente de este grupo de ministros de Finanzas de los 19 países del euro, pese a abandonar su cargo nacional en Holanda con la entrada de un nuevo gobierno.

"Mi intención es terminar mi mandato hasta el 13 de enero", aseguró Dijsselbloem, quien indicó que hubo un "apoyo unánime" de los ministros de Finanzas durante el Eurogrupo para que finalice su mandato iniciado en enero de 2013 y renovado dos años y medio después.

Hasta el momento, los dos únicos presidentes del Eurogrupo han sido a su vez ministros de Finanzas de su países, si bien no existe ninguna regla precisa sobre si Dijsselbloem, cuyo partido laborista sufrió una debacle en las legislativas de marzo, debía renunciar.

Desde entonces, los diferentes partidos en Holanda se lanzaron en unas negociaciones para alcanzar un acuerdo de coalición, que podría concretarse a finales de octubre y del que no forma parte el partido del actual presidente del Eurogrupo.

Su sucesor, con todo, llegará en un momento clave, cuando el bloque se recupera de su mayor crisis, que casi termina con la salida en 2015 de Grecia del euro, y se encuentra sumido en plena reflexión sobre el futuro de una Eurozona, con más integración.

Según Dijsselbloem, los aspirantes a la presidencia del Eurogrupo deberán presentar sus candidaturas hasta dos semanas antes del 4 de diciembre, cuando este grupo que aúna a los ministros de Finanzas de los 19 países del euro elija a su sucesor.

Después que la presidencia de la Eurocámara pasara en enero de los socialdemócratas al Partido Popular Europeo (PPE, derecha), tanto Dijsselbloem como el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, subrayaron que el próximo jefe del Eurogrupo debería ser socialdemócrata.

Entre los posibles aspirantes de esta familia política figuran Moscovici, el ministro de Finanzas portugués, Mário Centeno, o el eslovaco Peter Kazimir. Fuera del ámbito socialdemócrata, el responsable de Economía galo, Bruno Le Maire, también suena en las quinielas.

Con su futura marcha y la inminente del influyente ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, el Eurogrupo pierde dos de sus pesos pesados durante la gestión de la crisis de la deuda y del rescate de países como Portugal, Chipre o Grecia.

Sin embargo, los últimos meses del holandés estuvieron lastrados por sus controvertidas declaraciones sobre los países del sur de Europa, que le costaron llamados a la dimisión de políticos a nivel europeo, entre ellos el primer ministro portugués António Costa.