Juzgan a 143 militares turcos por una matanza en Estambul en la intentona golpista

Anuncios

Silivri (Turquía) (AFP)

El juicio a 143 militares turcos por su implicación en los enfrentamientos que dejaron decenas de muertos en un puente de Estambul durante el fallido golpe de julio de 2016 comenzó este lunes en Silivri, en las afueras de Estambul.

Los sospechosos, entre los que hay 30 oficiales, son acusados de asesinato e intento de derrocar el parlamento y el gobierno, según el acta de acusación.

Todos, salvo ocho, estaban actualmente en detención preventiva. Pueden ser condenados a penas de hasta 37 años de prisión o a cadena perpetua.

Uno de los episodios que más marcó el golpe del 15 de julio de 2016 se produjo cuando militares golpistas dispararon contra civiles en uno de los puentes sobre el Bósforo, rebautizado desde entonces "puente de los mártires del 15 de julio".

La noche del golpe numerosos civiles respondieron al llamado de Erdogan de enfrentar a los golpistas y acudieron al puente.

El 16 de julio por la mañana temprano, las decenas de soldados que estaban en el puente se rindieron.

Siete golpistas y 34 civiles murieron en los enfrentamientos, según el acta de acusación. Entre las víctimas están Erol Olçok, director de campaña del Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP) del presidente Recep Tayyip Erdogan, y su hijo de 16 años.

En el entierro de su "viejo amigo" Erol Olçok y su hijo, Erdogan no pudo contener las lágrimas.

Allegados de las víctimas, como también de los acusados, estaban este lunes por la mañana delante del tribunal de Silivri.

Ankara atribuye este intento de golpe al predicator Fethullah Gülen, un antiguo aliado de Erdogan que se convirtió en su enemigo en 2013. Gülen, instalado en Estados Unidos, niega toda implicación.

Luego del golpe las autoridades turcas lanzaron una purga sin precedentes. Desde julio de 2016 unas 50.000 personas fueron detenidas y más de 140.000 suspendidas de sus cargos.

En uno de los tantos juicios, un tribunal turco condenó el miércoles a cadena perpetua a 40 personas declaradas culpables de haber intentado asesinar a Erdogan la noche del 15 de julio de 2016.