Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN PRIMERA PLANA

El Vaticano frente a los escándalos de pederastia

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El auricular que predice un ataque de epilepsia

Saber más

ECONOMIA

Economías de Japón y Alemania se contraen por primera vez desde 2015

Saber más

LA ENTREVISTA

Iván Duque: "Nunca hice campaña diciendo que iba a destruir los acuerdos"

Saber más

EN FOCO

La difícil labor de la reconstrucción de Siria

Saber más

América Latina

Argentina: expresidenta Cristina Fernández de Kirchner citada a rendir indagatoria

© Marcos Brindicci/Reuters | Cristina Fernández de Kirchner está acusada de encubrir la investigación a iraníes vinculados a un atentado contra una mutual judía en 1994.

Texto por France 24

Última modificación : 10/10/2017

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner deberá rendir indagatoria ante un juez que investiga un supuesto encubrimiento de un atentado presuntamente perpretado por iraníes a una mutual judía en 1994.

La exmandataria deberá presentarse ante la Justicia el próximo 26 de octubre, cinco días después de las elecciones en las que es candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país sudamericano.

Esto debido al presunto encubrimiento de unos sospechosos iraníes que habrían atentado contra una mutual judía, tema que denunció en su momento el fiscal Alberto Nisman, días antes de aparecer muerto en enero de 2015.

El atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) perpetrado en 1994, dejó un saldo de 85 muertos y unos 300 heridos, y es considerado el peor ocurrido en suelo argentino.

La fiscalía aseguró que hubo un "plan criminal orquestado y puesto en funcionamiento” por Fernández y el ex canciller Héctor Timerman para dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes sobre los que pesaba una orden de arresto internacional pedida por la Interpol.

Además de convocar a la viuda del también exmandatario Néstor Kirchner, el juez encargado del caso, Claudio Bonadio, citó a otros 14 imputados, entre ellos Timerman y el exsecretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini. A los implicados les prohibió la salida del país.

Bonadio cumplió así la petición del fiscal Gerardo Pollicita, que el 7 de septiembre solicitó la citación de los imputados, a los que acusó de una "grave violación a los derechos humanos" debido al "encubrimiento por favorecimiento personal agravado por tratarse el hecho precedente de un delito de lesa humanidad".

Las investigaciones de Nisman y la impunidad del caso

Cuatro días antes de aparecer con un disparo en la cabeza en su casa de Buenos Aires, Nisman denunció a los ahora imputados por este caso al creer que un acuerdo firmado en 2013 entre Argentina e Irán para investigar conjuntamente el ataque terrorista, buscaba en realidad encubrir a los sospechosos iraníes y, de esa manera, favorecer el intercambio comercial entre ambos países, algo que la exmandataria y su entorno siempre han negado.

La Fiscalía cree que el acuerdo con Irán pretendía que las restricciones que afectaban la libertad de los acusados iraníes fueran "removidas, suspendidas o mesuradas". Sin embargo, ese acuerdo bilateral nunca fue ratificado por Irán y, en Argentina, pese a haber sido aprobado en el Congreso, fue declarado después inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

Después de 23 años del ataque a la AMIA, nadie cumple condena por los hechos: solo un proceso juzga a 12 personas, entre ellas el expresidente Carlos Menem, por irregularidades en el primer juicio del atentado, que concluyó con la declaración de nulidad de la investigación y la absolución de los policías argentinos acusados.

La comunidad judía atribuye a Irán y al grupo chií Hezbollah la planificación del ataque, que fue el segundo contra judíos de Argentina, después de que 29 personas murieran en 1992 tras la explosión de una bomba frente a la embajada de Israel. Hecho que también sigue sin esclarecerse.

Desde 2015, la denuncia por encubrimiento ha pasado de ser desestimada por "inexistencia de delito" a ser reabierta a finales de 2016, cuando fue adjudicada, primero al juez Ariel Lijo y posteriormente a Bonadio, quien ya dirige otras acusaciones contra Fernández y es uno de los jueces más criticados por ella.

Fernández está acusada por la Fiscalía y procesada en tres casos, dos de ellos por presuntos delitos de corrupción. Si obtiene el apoyo en las elecciones legislativas del 22 de octubre -como se estima que ocurrirá tras haber sido la más votada en su distrito en las primarias del pasado agosto-, la ex jefa de Estado obtendría fueros y evitaría ser detenida.

Con EFE

Primera modificación : 10/10/2017

COMENTARIOS