El ministro español de Exteriores acusa de "engaño" al presidente catalán

Anuncios

París (AFP)

La declaración de independencia catalana dejada en suspenso es un "engaño" que llevará a "enfrentamientos" económicos y sociales, declaró este miércoles el ministro de Exteriores español.

"Lo veo como un engaño, sinceramente, una vez más, de las artimañas que utilizan para decir una cosa y lo opuesto", declaró Alfonso Dastis en la radio francesa Europe 1, al día siguiente del esperado discurso del presidente catalán, Carles Puigdemont, ante el Parlamento catalán.

"Dice que asume su derecho a la independencia tras el resultado del supuesto referéndum (del 1 de octubre) y luego pide al Parlamento suspender los efectos de esta declaración", señaló, considerando "chocante esta forma de tratar" esta institución.

"Creo que sigue haciendo lo que siempre ha hecho, avanzar hacia un camino que lleva a situaciones que no querríamos ver en Cataluña en términos de enfrentamientos económicos, sociales, etc", prosiguió el ministro de Exteriores.

El presidente Puigdemont hizo el martes una declaración de independencia catalana dejada en suspenso en aras de un hipotético diálogo con Madrid, creando una gran confusión.

"Nosotros siempre hemos dicho que hay cosas por negociar en el marco de la Constitución (española) y a través de los medios de nuestro Estado de derecho. (Pero) una parte, Cataluña, que decide por el todo, es francamente imposible", abundó Dastis.

El embajador de España en Francia, Fernando Carderera, afirmó por su parte que esta declaración de independencia suspendida constituye el punto álgido de un "golpe de Estado".

"Sí, califico (esto) de golpe de Estado (...) La única cosa es que ustedes no ven escenas de gente que entra en el Parlamento con fusiles, pero es peor todavía" porque se trata de un "gobierno legítimo", afirmó en la emisora francesa RTL.

"La independencia es como un embarazo: o estás embazada o no lo estás. O declaras la independencia o no la declaras", insistió el embajador.