Saltar al contenido principal

TLCAN: comienza nueva ronda de conversaciones con marcados disensos

El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau caminan desde la Oficina Oval hasta la Residencia de la Casa Blanca en Washington, EE.UU., el 13 de febrero de 2017.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau caminan desde la Oficina Oval hasta la Residencia de la Casa Blanca en Washington, EE.UU., el 13 de febrero de 2017. Reuters

El presidente de Estados Unidos y el primer ministro canadiense Justin Trudeau se reúnen este miércoles bajo un marco de tensión por las discrepancias sobre la renegociación del texto.

Anuncios

Arlington, Virginia, acoge la cuarta ronda de conversaciones de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En esta ocasión los representantes de los gobiernos de Estados Unidos, México y Canadá se reúnen con los grupos de presión bajo un ambiente de tensión.

Estados Unidos y Canadá llegan en medio de una disputa tributaria. Desde Washington defienden aplicar impuestos a ciertas aeronaves de la compañía Bombardier en represalia por una presunta subvención ilegal para estos aparatos por parte del ejecutivo canadiense.

Es un intercambio en el que hay mucho en juego teniendo en cuenta que el 75% de las exportaciones canadienses son para Estados Unidos.

Es el marco en el que el primer ministro de Canadá Justin Trudeau visita este miércoles al presidente estadounidense Donald Trump. El líder de la unión americana ha amenazado con abandonar este pacto.

Los empresarios acusan a Trump de usar “píldoras tóxicas” contra el TLCAN

El martes, uno de los grupos de presión más importantes de Estados Unidos cargó fuertemente contra Trump por sus intentos de rehacer el TLCAN. “Hemos sido pacientes, pero déjenme ser contundentes y directos. Hay varias píldoras tóxicas, propuestas sobre la mesa que podrían condenar todo el acuerdo”. Eso fue lo que dijo Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Por parte de México las más recientes declaraciones también han subido de tono. Ante el Senado, el canciller Luis Videgaray afirmó que “lo que no podemos perder es que un tratado de libre comercio deje de ser de libre comercio”. En caso de que haya que añadir aranceles, Videgaray no descarta “salir” del tratado, que se firmó en 1994.

Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, el país ha insistido en renovar este acuerdo sobre todo por su déficit de 64 mil millones de dólares con el país latinoamericano.

Con Reuters y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.