EE.UU. y Canadá

Donald Trump y el ocaso del plan de ‘energía limpia’ de Barack Obama

El mandatario estadounidense, Donald Trump, en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 10 de octubre de 2017.
El mandatario estadounidense, Donald Trump, en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 10 de octubre de 2017. Michael Reynolds / EFE

El presidente de Estados Unidos derogó la medida impulsada por el exmandatario en 2015 con el fin de controlar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Anuncios

El Plan de Energía Limpia que el expresidente Barack Obama lanzó en 2015 con el objetivo de que para el 2030 Estados Unidos lograra reducir en un 32% las emisiones de carbono producidas por las centrales eléctricas llegó a su fin este martes.

El ocaso de la medida fue formalizado por el presidente Donald Trump, quien -tal como había anunciado este lunes el administrador del departamento de Protección Ambiental de Estados Unidos, Scott Pruitt- firmó su derogación.

La implementación de un esquema de control para las emisiones de gases de efecto invernadero era uno de los ejes de este programa de impacto medioambietal. Pero tras la eliminación, el sector que se vería beneficiado sería el de desarrollo de recursos energéticos, dado que -de acuerdo con Pruitt- se reducirían las cargas reguladoras.

Una de las claves de la lucha contra el cambio climático que abanderó durante su Gobierno el expresidente Obama fue la del reemplazo de las centrales eléctricas de carbón, las cuales -según el Plan de Energía Limpia- serviría para impulsar la actividad de las plantas eólicas y solares.

La derogación del plan no fue una decisión tomada la ligera. Hace poco más de siete meses, el presidente Trump había firmado una orden que, además de pedir la revisión completa del Plan de Energía Limpia, solicitaba la búsqueda de la independencia energétina del país y el impulso de la actividad carbonífera.

Ante la decisión de Trump, las reacciones no se hicieron esperar. El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan aseguró que- a su parecer- esta es una medida "correcta" y que podría contribuir a dar un nuevo impulso a la industria el carbón.

Mientras que el senador republicano respalda la derogación, ambientalistas la lamentan. Una de las líderes del Sierra Club, el principal grupo medioambiental de Estados Unidos, Alejandra Núñez, es "absurda" y "dejará vulnerables a millones de personas expuestas a enfermedades respiratorias y coronarias, y muerte prematura".

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24