Saltar al contenido principal

Trump anuncia que Estados Unidos no certificará el acuerdo nuclear con Irán

El presidente estadounidense Donald Trump el 13 de octubre de 2017.
El presidente estadounidense Donald Trump el 13 de octubre de 2017. Reuters

El presidente estadounidense confirmó que el gobierno iraní no está cumpliendo con el pacto multilateral y anticipó que puede cancelar el convenio “en cualquier momento” si no consigue las modificaciones deseadas.

Anuncios

Si bien formalmente Estados Unidos decidió mantenerse en el acuerdo nuclear sellado en 2015, Trump anticipó que es necesaria una reevaluación de los términos del convenio, el cual calificó como “uno de los peores” de la historia estadounidense, al tiempo que sostuvo que Irán no está respetando el “espíritu” del entendimiento.

Según explicó el mandatario estadounidense, el próximo paso será evaluar posibles condicionamientos complementarios al acuerdo a través del Congreso y reabrir negociaciones con las partes involucradas en el pacto sellado con Irán y potencias mundiales en 2015.

En ese sentido, Trump cuestionó duramente el comportamiento de la “dictadura iraní” en Medio Oriente y consideró que Irán es “el principal patrocinador del terrorismo en el mundo”. Por eso, prometió que su política hacia ese país “afrontará las acciones hostiles” de “ese régimen fanático” que ha sometido a su pueblo y “ha esparcido la muerte, la destrucción y el caos por todo el mundo”.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo estadounidense advirtió que, en caso de no encontrar los caminos para corregir los “defectos” del acuerdo nuclear con Irán, el pacto “será cancelado”.

La estrategia para complementar el acuerdo nuclear con Irán

Horas antes del discurso de Trump, el secretario de Estado, Rex Tillerson, detalló cuáles son las alternativas que evalúa el Ejecutivo estadounidense para endurecer su postura en las relaciones con Irán.

En principio, la decisión de Trump de descertificar el acuerdo nuclear no significa que Estados Unidos se retire del convenio firmado en 2015, durante la administración de Barack Obama, en conjunto con Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido.

En este nuevo escenario, el jefe de Estado norteamericano buscará persuadir al Congreso estadounidense para que apruebe algunas medidas separadas con el fin de fortalecer los puntos débiles que, según el gobierno estadounidense, tiene el pacto multilateral.

Según Tillerson, esa determinación abre “tres alternativas” que el Legislativo deberá evaluar. Una de ellas es “que el Congreso no haga nada”.

La segunda alternativa es que el cuerpo decida volver a imponer las sanciones al programa nuclear de Irán que Estados Unidos levantó como parte del pacto multilateral, aunque, explicó Tillerson, esa medida “enviaría, en efecto, el mensaje de que nos vamos del acuerdo”.

Sin embargo, Trump no recomendará al Congreso ninguna de las dos opciones anteriores, sino una tercera que consiste en enmendar la ley INARA, la cual exige que el presidente estadounidense certifique cada 90 días si Teherán está cumpliendo el pacto y si el arreglo favorece el “interés nacional” de Estados Unidos.

En concreto, la modificación que propondrá Trump es que se establezcan, mediante una enmienda, unas “líneas rojas muy firmes” a los eventuales incumplimientos. “Si Irán cruza alguna de estas líneas rojas, las sanciones vuelven inmediatamente a aplicarse”, explicó Tillerson.

Según el secretario de Estado, esas limitaciones que Estados Unidos impondría unilateralmente estarían relacionadas “con el acuerdo nuclear en sí”, pero también con otros aspectos como “el programa de misiles balísticos” iraní.

Además, el presidente estadounidense pedirá al Congreso que actúe para remover la fecha de caducidad para las restricciones impuestas sobre el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones, que en algunos casos expiran después de entre 10 y 25 años.

Tillerson: “Puede que no tengamos éxito”

Tras detallar algunos de los aspectos que tratará Trump sobre la nueva estrategia en la relación con Irán, Tillerson admitió que esta postura podría no funcionar.

“Lo que estamos exponiendo aquí es que este es el camino que creemos que nos proporciona la mejor plataforma para tratar de arreglar este acuerdo. Puede que no tengamos éxito. Es posible que no podamos solucionarlo. Y si no lo hacemos, entonces podríamos terminar fuera del trato”, alertó.

Este cambio de postura de Trump enfrentará a Washington con los otros firmantes del acuerdo nuclear, que incluyen a Rusia, China, Francia, Alemania, Reino Unido, la Unión Europea e Irán. Según Tillerson, el mandatario estadounidense pedirá a estos socios que se abra un debate sobre ciertas “áreas que no se afrontaron en el pacto”.

En ese sentido, anticipó que es “poco probable” que Irán acepte renegociar el acuerdo de 2015, por lo que Estados Unidos propone “crear un nuevo acuerdo que no reemplace al nuclear pero sí afronte esos temas y se mantenga en paralelo”.

El jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que esa posibilidad ya se la planteó a sus homólogos de Francia, Alemania y el Reino Unido, aunque reconoció que es posible que Irán responda “que no está interesado en hablar” ni negociar nada más.

Cabe destacar que funcionarios europeos han descartado categóricamente renegociar el acuerdo, aunque comparten las preocupaciones de Trump sobre la influencia desestabilizadora de Irán en Medio Oriente.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.