Saltar al contenido principal

Gobierno teme que crisis política con Cataluña dañe la economía de España

La vicepresidenta de España, Soraya Sáenz de Santamaría, hace una declaración en el Palacio de la Moncloa en Madrid.
La vicepresidenta de España, Soraya Sáenz de Santamaría, hace una declaración en el Palacio de la Moncloa en Madrid. Reuters

Mientras el suspenso se mantiene entre la Generalitat y la institucionalidad española, el gobierno es cada vez más pesimista sobre las posibles consecuencias económicas para la región.

Anuncios

La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría advirtió que debido a la crisis política que generó el enfrentamiento entre España y las acciones independentistas de Cataluña, hay una amenaza de “aguda desaceleración, sino de recesión”, por lo que el gobierno podría bajar la previsión del PIB para el 2018.

La segunda del gobierno de España se refirió este 13 de octubre a las consecuencias económicas en Cataluña de esta crisis política que ha llevado a las principales empresas de la región a trasladar su sede social a otros lugares.

No solo el gobierno ha hecho la alerta sobre los efectos negativos en materia económica. La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's apuntó el pasado jueves que el conflicto secesionista podría llevar a esta región a la recesión. "La Generalitat está creando todas las condiciones para sumir a Cataluña en una profunda recesión, como han advertido expertos", remarcó Sáenz de Santamaría.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) secundó secundar esta preocupación.

"Si se prolonga la incertidumbre, eso podría tener un peso sobre el crecimiento, y obviamente queremos evitarlo", dijo el director del FMI para Europa, Poul Thomsen.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dejó en suspenso el martes la independencia de Cataluña en el Parlamento regional para facilitar un diálogo con Madrid, en una jornada calificada por Madrid como confusa.

Por su parte, el gobierno de Mariano Rajoy respondió con un requerimiento para que Puigdemont aclarara si había declarado la independencia de Cataluña, el primer paso de un proceso que podría llevar a la suspensión de la autonomía, al amparo del artículo 155 de la Constitución.

Mientras la crisis política permanece en una especie de estancamiento, otras perspectivas económicas han salido a flote.

El gobierno dijo que aspectos como el turismo se ha visto seriamente afectado en Barcelona. “Ha habido un parón de la inversión, una caída de un 10% de las inversiones en Cataluña, mientras que en el resto de España crecían un 13%, o la caída dramática del turismo. Del 20 al 30% de las reservas hoteleras en Barcelona se han visto afectadas”, reveló la vicepresidenta.

CUP pide levantar suspensión de la declaración de independencia

Los independentistas radicales de Cataluña pidieron a Puigdemont, que proclame la República catalana, pues consideran que el requerimiento del gobierno de Madrid supone "una amenaza" y no hay señales de que prospere una mediación internacional.

"Si pretenden seguir aplicando, ahora ya con requisitos formales cumplimentados, las previsiones del artículo 155 de la Constitución española (que contempla medidas para obligar a un presidente regional a cumplir las leyes) y nos quieren seguir amenazando y amordazando, que lo hagan con la República ya proclamada", afirmó la CUP en una carta dirigida al presidente catalán..

Como reseña EFE, este grupo, con nueve diputados, apoya a la coalición gubernamental JxS (formada por independentistas de centro y republicanos de izquierda) en el proceso hacia la independencia que comenzaron tras las elecciones regionales de 2015.

Con EFE y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.