La francesa Agnès Varda, Óscar honorífico tras una vida dedicada al cine

Anuncios

Los Angeles (AFP)

La directora de cine francesa Agnès Varda, una de las últimas representantes de la Nouvelle Vague y compañera del realizador Jacques Demy durante treinta años, recibirá un Óscar de honor en noviembre por su carrera.

Su filmografía incluye cintas tan laureadas como "Cléo de 5 a 7", "Los espigadores y la espigadora" y "La pointe courte".

Profesionalmente activa a sus 89 años, la cineasta habló con la AFP en Los Ángeles con motivo del estreno en Estados Unidos de "Visages, villages", un documental realizado con el artista callejero francés JR.

- Harvey Weinstein -

Siempre ha habido hombres que se han comportado como cerdos. He militado como feminista, he hecho incluso una película feminista, "L'une chante, l'autre pas" ("Una canta, la otra no"), porque no se trata de eso solamente (del acoso sexual y las agresiones en Hollywood, como ilustra el caso del productor Harvey Weinstein acusado por una veintena de mujeres), sino también de los salarios, de los problemas de concepción, es un gran tema. Las mujeres no están lo suficientemente enfadadas.

- El dinero -

Nunca he tenido mucho dinero para hacer grandes películas. Con pocos medios, he intentado hacer pequeños films. Han tenido, a pesar de eso, la repercusión suficiente como para no ser olvidados, lo cual es hermoso, pero no tengo pretensiones. He hecho películas que gustan a la gente pero que no ganan dinero. Me sorprende, por tanto, tener el honor de recibir un Óscar honorífico, porque creía que los Óscar eran más bien para quienes triunfan. Nos hemos esforzado, pero me hubiera gustado tener más recursos. Cada film ha sido un combate. Incluso con mi supuesta fama, para cada película nos ha costado encontrar fondos.

- Fuera de formato -

Muchas de mis películas están rodadas en el exterior con gente que camina. Hice un film, "Sans toit ni loi" ("Sin techo ni ley"), con Sandrine Bonnaire, sobre una chica recogida en la carretera. Porque la gente recogida, los marginales, los ocupas, esa gente a la que no se le escucha, me interesan porque trato de hacer comprender que también tienen cosas que decir, no son deshechos de la sociedad. Esta idea del formateo, es tan grave (...) Toda la gente que está fuera de formato nos enseña un poco más que los que están bien encuadrados.

- Utopía -

Con JR quisimos hablar de las personas que no tienen poder. No queremos hacer política, cuando pronunciamos la palabra "política" se pudre todo. Tratamos de entender más bien lo que nos hace sufrir en la sociedad y, a través de la utopía, intentar calmarlo, mostrar que las personas deberían entenderse naturalmente. En este mundo de fealdad, tenemos ganas de encontrar la alegría entre la gente (...) Toda la gente que actúa por creación o por acción social para que todo vaya mejor, eso da alegría.

- Sueños sin cumplir -

No tengo sueños cinematográficos sin cumplir. Siempre he estado a punto para cualquier cosa que llegara, que se convertía en urgente. No tengo proyecto de vida. Hay muchas películas que he escrito que no he podido hacer.