CALIFORNIA

Las llamas por los incendios forestales en California no cesan

Un bombero intenta apagar las llamas de un incendio forestal en las cercanías de Santa Rosa, California.
Un bombero intenta apagar las llamas de un incendio forestal en las cercanías de Santa Rosa, California. Jim Urquhart/Reuters

Con 40 víctimas mortales, los incendios forestales que han azotado el norte de California se han convertido en los más devastadores de la historia de ese estado. Las autoridades esperan que puedan apaciguarse esta semana.

Anuncios

Cuando se cumple una semana del inicio de los incendios forestales en el norte de California, al oeste de Estados Unidos, las autoridades locales han confirmado que el número de personas fallecidas asciende a 40 y unas 300 personas están desaparecidas.

Un total de 16 incendios han consumido casi 86.000 hectáreas de bosques en ocho condados de un área mayor que la ciudad de Nueva York. Los aviones de socorro han arrojado más de 2 millones de galones de retardante de fuego para apoyar la labor de más de 10.000 bomberos que están combatiendo estas conflagraciones, culpables de la destrucción de unas 5.700 viviendas y de causar estragos en la industria vinícola de California.

Algunas víctimas estaban durmiendo cuando las llamas incendiaron sus casas, mientras que otros tuvieron solo algunos minutos para escapar. Se estima que unos 100.000 californianos se han visto forzados a salir de sus hogares debido a la propagación del incendio por el continuo cambio en la dirección del viento. Las localidades más afectadas son Sonoma, Mendocino, Yuba y Napa.

Aunque hubo unos destellos de esperanza cuando los vientos se debilitaron y los bomberos avanzaron en su lucha por detener el fuego, estos nuevamente cobraron fuerza a causa de las altas temperaturas y condiciones secas.

Los incendios forestales más devastadores

Con 40 víctimas fatales, 22 de ellas del condado de Sonoma, estos incendios forestales se conviritieron en el evento más mortífero en la historia del estado de California, superando las 29 muertes que dejó el incendio de Griffith Park, ocurrido en Los Ángeles en 1933.

La temporada de incendios de 2017 es una de las peores jamás registradas con aproximadamente 3.5 millones de hectáreas de bosque quemadas, según cifras del Centro Nacional de Bomberos Interagencias en Estados Unidos.

Según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire), tan solo hasta el 20 de octubre podrían contenerse las conflagraciones.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24