La decisión de Trump sobre Irán no afectará a cuestión norcoreana, dice Tillerson

Anuncios

Washington (AFP)

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, negó este domingo que la amenaza de Trump de abandonar el acuerdo nuclear con Irán haya debilitado la posibilidad de frenar el programa nuclear y balístico de Corea del Norte a través de la diplomacia.

Al cuestionar el histórico acuerdo nuclear de Irán firmado en 2015, algunos aliados temen que el presidente estadounidense haya mandado a Pyongyang el mensaje de que no pueden confiar en la palabra de Estados Unidos.

"Creo que lo que Corea del Norte debe retener de esta decisión es que Estados Unidos espera un acuerdo muy exigente con Corea del Norte", dijo Tillerson en el programa de la CNN "State of the Union".

El gobierno estadounidense espera un acuerdo "que sea vinculante y que cumpla los objetivos, no solo de Estados Unidos, sino los objetivos políticos de China y de otros vecinos de la región: una península coreana desnuclearizada", señaló.

"Si lo conseguimos, no habrá nada de lo que apartarse porque se habrá logrado el objetivo", apuntó Tillerson.

En un virulento discurso el viernes, Trump decidió no certificar el acuerdo nuclear y dejó caer la amenaza de abandonarlo en cualquier momento, dejando su destino en manos del Congreso.

Los esfuerzos del secretario de Estado estadounidense para frenar a Corea del Norte fueron eclipsados por el estilo poco diplomático de Trump y sus tuits.

A comienzos de octubre, mientras Tillerson volaba de regreso a Estados Unidos tras haberse reunido con funcionarios chinos de alto nivel, Trump escribió en Twitter que su enviado estaba "perdiendo el tiempo" tratando de demostrar la voluntad de Corea del Norte de negociar.

El presidente "no busca la guerra", aseguró Tillerson al respecto. "Me dijo claramente que continuara con mis esfuerzos diplomáticos (...) Estos esfuerzos continuarán hasta que caiga la primera bomba", añadió.

Tillerson se mostró evasivo, sin embargo, acerca de las tensiones, frecuentemente evocadas por la prensa estadounidense, en su relación con el presidente.

Interrogado por CNN, Tillerson se negó una vez más a desmentir que hubiera calificado al presidente de "estúpido" tras una reunión en el Pentágono.

Aceptó, en cambio, comentar las declaraciones del senador republicano Bob Corker, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, que reprochó a Trump "castrar públicamente" a su secretario de Estado ante los ojos de todo el mundo.

"Lo he comprobado. Estoy intacto", señaló Rex Tillerson.