Somalia

Somalia: 315 víctimas mortales por el doble atentado en Mogadiscio

Miembros de las Fuerzas Armadas somalíes evacúan a un compañero herido tras una de las detonaciones de un camión bomba en Mogadiscio, capital de Somalia.
Miembros de las Fuerzas Armadas somalíes evacúan a un compañero herido tras una de las detonaciones de un camión bomba en Mogadiscio, capital de Somalia. Feisal Omar / Reuters

A falta de reportes oficiales, crece el número de fallecidos a causa de las dos explosiones de camiones bomba ocurridos el sábado en dos puntos distintos de Mogadiscio, capital de Somalia.

Anuncios

Las dos explosiones ocurridas el sábado 14 de octubre en Mogadiscio, capital de Somalia, han dejado hasta el momento 315 muertos. Por ahora, no se ha comunicado ningún balance oficial y los diferentes reportes ofrecidos por funcionarios no concuerdan en las cifras exactas de víctimas mortales y heridos.

Abdifatah Omar Halane, vocero de la alcaldía de Mogadiscio citado por la agencia Reuters, comentó que es posible que la cifra de fallecidos ascienda. "Entendemos que la cifra es más alta que esa. Mucha gente aún está buscando a sus familiares", afirmó.

Otro vocero del servicio de ambulancias Aamin, también mencionado por Reuters, indicó que más de 250 personas resultaron heridas en las explosiones.

Por su parte, el senador Abshir Abdi Ahmed aseguró que recorrió hospitales y dialogó con doctores en distintos puntos de la ciudad. Explicó que muchos cuerpos están en las morgues, a la espera de ser identificados. De esta manera, sería el ataque más mortal de la historia de esta nación del Cuerno de África.

Los hospitales siguen luchando por atender a los heridos que dejó este doble atentado con camiones bomba. Hasta el momento nadie reclamó la responsabilidad por los ataques, aunque las sospechas apuntan al grupo yihadista Al-Shabab, una de las organizaciones extremistas islamistas más activas en África.

El primer camión bomba detonó en la intersección K5, una zona de oficinas, hoteles y restaurantes. Dos horas más tarde, otro camión explotó en un concurrido mercado del distrito de Medina.

Tres días de luto por las víctimas del doble ataque

Según los medios locales, la gran mayoría de los fallecidos registrados hasta ahora eran civiles, principalmente vendedores ambulantes que comerciaban en una de las calles más transitadas de la ciudad, aunque el portal Radio Garowe asegura que un alto funcionario del Ministro de Comercio también se encuentra entre las víctimas mortales.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), por su parte, confirmó hoy en un comunicado que cuatro de sus cooperantes locales fallecieron en el atentado, un balance que podría aumentar pues hay varios miembros de la organización desaparecidos.

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Farmajo, decretó tres días de luto e hizo un llamado urgente a la población para que done sangre a los hospitales, que están desbordados tratando de salvar la vida de los heridos.

El Gobierno, que convocó a una reunión de emergencia para reaccionar al atentado, ha desplegado más tropas para tratar de encontrar supervivientes.

Sin embargo, algunos de los edificios de la calle comercial más importante de Mogadiscio han quedado totalmente destruidos por las explosiones y se teme que haya cadáveres bajo los escombros, pues muchos habitantes de la ciudad siguen buscando a sus seres queridos, desaparecidos tras el ataque.

Al-Shabab estaría detrás de los atentados

Los expertos aseguran que miembros de Al-Shabab planearon este atentado debido a la debilidad de un Ejecutivo dividido por los conflictos internos, que no consigue establecer una relación cercana con los jefes del Ejército, razón por la que el ministro de Defensa, Abirashiid Abdullahi Mohamed, dimitió el pasado jueves.

El analista de seguridad Ibrahim Shegow asegura que atentados virulentos como éste seguirán llevándose a cabo "a menos que (el Gobierno) acabe con sus problemas internos y mejore su capacidad militar".

Por ahora, aunque los medios locales y analistas den por hecho que Al-Shabab está detrás del atentado, el grupo yihadista aún no ha reclamado su autoría.

La organización, que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Este país del este de África vive en estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré. Desde entonces no hay un gobierno efectivo y el poder está en manos de milicias radicales islámicas, que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24