La UE teme un impacto de la decisión de Trump sobre Irán en la presión sobre Corea del Norte

Anuncios

Luxemburgo (AFP)

Los ministros de Relaciones Exteriores europeos expresaron este lunes su inquietud por el cuestionamiento del presidente estadounidense, Donald Trump, al acuerdo nuclear con Irán, ya que podría afectar a las acciones internacionales contra el programa nuclear norcoreano.

Los mensajes sobre el acuerdo con Irán "podrían afectar negativamente la posibilidad de abrir negociaciones o abrir incluso espacio para negociaciones" con Corea del Norte, dijo en una rueda de prensa la titular de la diplomacia europea, Federica Mogherini, durante una reunión de los ministros de Exteriores europeos en Luxemburgo.

Irán y las potencias del 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) firmaron en 2015 un acuerdo que preveía un levantamiento progresivo de las sanciones a cambio de la garantía de que Teherán no se dotaría de la bomba atómica.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha confirmado hasta el momento que el gobierno iraní cumple sus compromisos, pero Trump anunció el viernes que no lo certificaría y dejó caer la amenaza de abandonarlo en cualquier momento, dejando su porvenir en manos del Congreso estadounidense.

Francia, Alemania y Reino Unido reiteraron poco después su compromiso con este pacto negociado durante más de una década, que representa un acuerdo "importante en la lucha contra la proliferación", en palabras este lunes del francés Jean-Yves Le Drian.

Mogherini, que apareció recientemente como candidatas a ganar el pasado premio Nobel de la Paz por su trabajo como mediadora durante este acuerdo, anunció que viajará "a principios de noviembre" a Washington para convencer a los congresistas de no retirarse de este pacto histórico.

"Si ya no respeta este compromiso, ¿cómo quieren persuadir a Corea del Norte de sentarse alrededor de una mesa para encontrar una solución [respecto a su programa nuclear y balístico]?", se preguntó el luxemburgués Jean Asselborn a su llegada a la reunión.

Los europeos se muestran así preocupados sobre el impacto de la decisión de Trump en sus acciones para intentar que Corea del Norte detenga su programa nuclear.

Para aumentar la presión sobre Pyongyang, los 28 tienen previsto adoptar este lunes nuevas sanciones contra este país asiático en respuesta a su último ensayo nuclear a principios de septiembre.

Estas se suman a las adoptadas la semana pasada en aplicación de una resolución de Naciones Unidas, prohibiendo a las empresas europeas vender gas natural en Corea del Norte e importar textiles norcoreanos, así como limitando la venta de petróleo, entre otras.