Las elecciones en Venezuela no cambiarán la "línea de acción" de la UE

Anuncios

Luxemburgo (AFP)

Las elecciones regionales en Venezuela, donde el gobierno otorga a sus candidatos un triunfo en la mayoría de las gobernaciones, no afectarán "la línea de acción" de la Unión Europea (UE), indicó el canciller español, Alfonso Dastis, en referencia a eventuales "sanciones".

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, "ha mencionado [al inicio de una reunión de cancilleres] que los resultados son sorprendentes, que hay que averiguar qué es lo que ha ocurrido en realidad", explicó ante periodistas Dastis, durante este encuentro en Luxemburgo.

"Pero que, en todo caso, esto no iba a afectar a nuestra línea de acción que es la que se ha acordado recientemente", en concreto una actuación basada en "sanciones" y en "alentar el diálogo político", apuntó el ministro de Asuntos Exteriores.

La semana pasada, los 28 países de la UE llegaron a un principio de acuerdo para estudiar posibles sanciones contra el régimen venezolano por su represión contra la oposición. "Ya no hay bloqueos", indicó el miércoles una fuente europea.

Aunque oficialmente no estaba en el orden del día de la reunión, los cancilleres abordaron brevemente la situación en el país sudamericano, un día después de las elecciones a gobernadores cuyos resultados desataron la polémica.

Caracas asegura que sus candidatos vencieron en 17 regiones y, en otras cinco (una sexta estaba aún en disputa), se impuso la oposición, que ya anunció que no reconocerá los resultados. Los europeos evitaron por el momento pronunciarse a la espera de analizar estos comicios regionales.

Desde París, la cancillería francesa apuntó no obstante a que las denuncias sobre "graves irregularidades y la ausencia de transparencia en el proceso de verificación y de recuento afectan la confianza en los resultados".

- Sanciones, en estudio -

Desde hace meses, dirigentes europeos, como el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, han presionado para que los 28 adopten sanciones contra "miembros del gobierno venezolano, incluido su presidente, Nicolás Maduro, y su círculo", mediante el bloqueo de sus bienes y la prohibición de viajar a la UE.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió incluso en septiembre a la UE que aplicara sanciones, como ya hizo su gobierno y también Canadá.

La diplomacia comunitaria ha insistido, en cambio, en su apuesta por el diálogo político, si bien abrió la puerta en las últimas semanas a adoptar sanciones específicas para aumentar la presión sobre el gobierno venezolano.

"Europa se confirma como un actor que hará presión para evitar el endurecimiento del régimen de Maduro", dijo el secretario de Estado de Relaciones Exteriores italiano, Vincenzo Amendola.

Los 28 trabajan así en un marco jurídico sobre sanciones por la situación en Venezuela, que los expertos de los diferentes países abordarán de nuevo el martes de cara a su aprobación formal en las próximas semanas.

El objetivo es "poder adoptar las sanciones durante el Consejo [de la UE] de Asuntos Exteriores de noviembre", había explicado a la AFP una fuente diplomática antes del encuentro.

Los debates se centran en si acompañar la aprobación de este marco jurídico de una primera lista de personas sancionadas o si, por el contrario, adjuntar una lista aún vacía.