Afganistán

Ataque suicida del Talibán contra la policía de Afganistán deja al menos 53 muertos

Stringer/Reuters

Al menos 71 personas murieron y 170 resultaron heridas, la mayoría miembros de ellos civiles, tras el atentado perpetrado por los fundamentalistas islámicos en el este del país.

Anuncios

Los terroristas llegaron con chalecos explosivos y armas ligeras al cuartel de Gardiz, una instalación de entrenamiento de la Policía en la provincia de Paktia; allí hicieron estallar un carro bomba y luego ingresaron al edificio, donde continuaron la ofensiva.

El portavoz del gobernador, Abdullah Hasrat, indicó que todo inició cuando un suicida hizo detonar explosivos que llevaba pegados al cuerpo, después le siguió el carro bomba.

Asimismo, explicó que "Los dos ataques se produjeron contra la primera entrada del cuartel de la Policía”.

Entre tanto, el vicegobernador de Paktia, Abdul Wali Sahi, confirmó que hay "más de un centenar de víctimas entre muertos y heridos”, cifra que podría aumentar. Sin embargo, añadió que el lugar del ataque ya se encuentra "en calma", pero sigue la operación de emergencia.

Según el vicegobernador, aún no está claro el número de atacantes y se desconoce si todavía queda alguno oculto en las instalaciones; lo que sí se sabe, por un comunicado del Ministerio del Interior afgano, es que murieron al menos "dos de los atacantes".

Esta es la segunda vez en menos de seis meses que esa sede de la policía recibe un ataque talibán. La ocasión anterior fue en junio, cuando 11 personas murieron y 20 resultaron heridas.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24