China

Beijing se blinda para el Congreso Comunista en medio de denuncias de detenciones de activistas

Reuters

Las calles de Beijing están listas para recibir a los 2.287 delegados del Partido Comunista para su XIX Congreso, la mayor reunión política china, en la que se espera que el presidente Xi Jinping logre un segundo mandato al frente del partido.

Anuncios

Miles de agentes de la policía han sido desplegados en la ciudad para garantizar la seguridad del evento, que tiene lugar en el Gran Palacio del Pueblo, el edificio oficial más importante, ubicado en el corazón de la capital, en plena plaza de Tiananmen.

Este congreso se celebra cada cinco años y lo que suceda durante esta edición, la XIX, marca el rumbo del próximo quinquenio de la segunda potencia económica mundial.

Los delegados que participan en el Congreso del Partido Comunista comenzaron a llegar desde el martes a la capital china, en medio de fuertes medidas de seguridad.

Además de los controles en las calles, se ha bloqueado en el territorio chino la aplicación WhatsApp y la organización Chinese Human Rights Defenders denunció que 14 activistas y críticos al gobierno fueron arrestados.

La organización informó que la mayoría de los detenidos fueron acusados de "provocar peleas y problemas" pero, supuestamente, habrían sido arrestados por pedir que se celebren elecciones.

Entre las medidas implementadas por el gobierno chino al margen del Congreso del Partido Comunista están nuevas normas sobre el uso de las redes sociales, que estipulan límites a los comentarios en la red bajo el argumento que los internautas no deben "derribar el sistema del socialismo" o "inventar o proliferar informaciones falsas para alterar el orden económico y social" con sus mensajes.

Así es un Congreso del Partido Comunista

Los delegados son elegidos por los comités locales del Partido Comunista durante sus congresos anuales. Cada uno de los 2287 delegados fueron seleccionados de acuerdo a los Estatutos del Partido y se sometieron a una aprobación final del Partido Comunista, según señala un comunicado.

Reuters

Una vez en el Congreso nacional, a puerta cerrada y bajo absoluto hermetismo, votan para elegir a los miembros del Comité Central, integrado actualmente por 205 personas y 171 suplentes. De ellos, saldrán los miembros del Politburó (ahora compuesto por 24 personas) y, finalmente, del Comité Permanente.

El Comité Permanente es la cúspide de la pirámide del Partido Comunista, que hoy está conformado por siete hombres -los más poderosos de China- y encabezado por el secretario general y presidente del país, Xi JinPing.

Se prevé que el presidente chino saldrá fortalecido del Congreso, ya que en esta reunión se refrendará la modificación de la constitución del partido para incluir algunas de sus teorías, lo que lo dejará al nivel de otros líderes históricos del comunismo chino como Mao Zedong o Deng Xiaoping.

China no se desviará de la apertura al mercado

Los mercados del mundo están expectantes ante las decisiones que puedan tomarse en Congreso, pues se espera que el presidente Xi JinPing delinee sus ambiciones para el futuro del país.

El portavoz del Partido Comunista, Tuo Zhen, dijo este martes que China ha establecido una dirección clara en la apertura hacia el mundo y no se desviará de ese camino, pero no adoptará un sistema político del estilo de las democracias occidentales .

Oficialmente no se ha divulgado cuándo terminará el congreso del partido que gobierna sin oposición China desde 1949, aunque generalmente se extiende durante una semana.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24