Madagascar

El brote de la peste ha cobrado 63 víctimas en Madagascar

Operativos contra la peste en Madagascar
Operativos contra la peste en Madagascar RIJASOLO / AFP

Por primera vez la enfermedad, que solía presentarse únicamente en el campo, llega a las grandes ciudades. En la capital se suspendieron las clases en las escuelas y se prohibieron las grandes reuniones.

Anuncios

Las autoridades nacionales piensan que la epidemia comenzó por un solo individuo que viajó de las montañas a la ciudad en el mes de agosto. Él y cuatro personas que estuvieron en contacto con él murieron de la enfermedad ese mes. Desde entonces se han registrado 63 muertes. Los expertos consideran que la epidemia podría durar hasta abril, época típica de fin del contagio.

La semana pasada, el Ministro de Salud de Madagascar se reunió con el personal sanitario y les indicó que no debían irse de vacaciones. “Tenemos que ser fuertes, estamos al frente, como si fuéramos militares”, les explicó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Madagascar se presentan 400 casos de peste al año, lo que representa la mitad de los casos de todo el mundo. La mayoría de ellos son de peste bubónica en las zonas montañosas. La enfermedad se contagia entre las ratas y la pulga es el vector de transmisión hacia el humano. Si no reciben tratamiento, la mitad de los casos son fatales.

Cuando es de tipo bubónico la enfermedad suele estar relacionada con la pobreza y con condiciones higiénicas deficientes, pero la epidemia de este año es de transmisión aérea y ha llegado a todas las clases sociales. “Habitualmente, los contagiados son personas que viven en zonas pobres, pero en este caso también se han contagiado personas pudientes, como directores y profesores”, explica la Dr. Manitra Rakotoarivony, directora de promoción de salud del país.

La ayuda internacional ya llegó a la isla. La OMS asignó 1,5 millones de dólares al brote y la Cruz Roja estableció un centro local especializado en el tratamiento de la epidemia.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24