Saltar al contenido principal

Excanciller argentino declara sobre presunto encubrimiento a iraníes en causa AMIA

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El excanciller argentino Héctor Timerman declaró este martes ante un juez, acusado de presunto encubrimiento a exaltos funcionarios iraníes señalados de participar en el atentado contra el centro judío AMIA de 1994, en el de marco de una enmarañada causa judicial.

Timerman es el primero de una lista de 15 convocados por el juez Claudio Bonadío, entre ellos la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015).

La exmandataria debe presentarse el jueves 26, cuatro días después de las elecciones legislativas en las que los sondeos proyectan que obtendrá una banca en el Senado.

El excanciller de 63 años, quien padece una grave enfermedad, ingresó a los tribunales por una puerta lateral y sin hacer declaraciones a la prensa.

Bonadío investiga la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, según la cual habría existido un plan del anterior gobierno para permitir, a cambio de acuerdos comerciales, que imputados iraníes eludan la investigación por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó 85 muertos y 300 heridos.

Cuando Nisman murió, llevaba una década al frente de la investigación del atentado al centro de la comunidad judía en Argentina, de más de 300.000 miembros.

Según la denuncia contra Timerman y Kirchner, el instrumento para la maniobra de encubrimiento era la firma en 2013 de un memorando entre Argentina e Irán para formar una comisión internacional investigadora, que finalmente nunca se conformó.

El acuerdo fue aprobado por el Congreso argentino pero el Parlamento iraní nunca lo convalidó, por lo que no entró en vigencia.

Argentina reclama desde hace más de 10 años el arresto de un grupo de exaltos funcionarios iraníes. Teherán ha rehusado en reiteradas ocasiones ceder a los acusados para interrogarlos.

Según la denuncia de Nisman, el acuerdo contemplaba hacer caer los pedidos de captura de los iraníes en Interpol, lo que el organismo negó.

La denuncia contra el gobierno de Kirchner fue presentada por Nisman días antes de ser hallado muerto en su casa con un disparo en la cabeza el 18 de enero de 2015.

Luego fue desestimada en varias instancias judiciales por "ausencia de delitos", hasta ser reactivada en febrero pasado.

La causa quedó en manos de Bonadío, a quien Kirchner había intentado destituir por mal desempeño.

Al día siguiente de aparecer muerto, Nisman debía explicar en el Congreso su denuncia contra Kirchner. La justicia aún no ha podido determinar si el fiscal se suicidó o fue asesinado.

A 23 años del atentado, no hay detenidos por el atentado. En paralelo avanza un juicio por encubrimiento en el que están acusados, entre otros, el expresidente Carlos Menem (1989-1999) y un exjuez por el desvío de la investigación en el inicio de la causa.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.