Los bomberos controlan los principales incendios en Portugal

Anuncios

Lisboa (AFP)

Las lluvias y el viento ayudaron en las últimas horas a los bomberos a controlar los principales incendios en Portugal, que hasta ahora han dejado 36 muertos y siete desaparecidos.

Unos quince incendios considerados "importantes" fueron controlados en las últimas horas, según un balance de los servicios de protección civil.

Sin embargo, siguen activos unos cincuenta focos más pequeños. Unos 3.000 hombres continúan movilizados en la lucha contra el fuego y la alerta roja se mantiene hasta este martes a las 20H00 GMT.

"El martes por la mañana volveremos a evaluar el dispositivo", dijo Paulo Santos, responsable de la Autoridad Nacional de Protección Civil, en unas declaraciones a la radio TSF.

En los próximos días se esperan lluvias y caídas de las temperaturas en el centro y el norte de Portugal, según los servicios meteorológicos.

Portugal, que empieza este martes tres días de duelo nacional, se ha visto afectado por segunda vez este año por una ola de incendios forestales con víctimas mortales.

En junio ya murieron 64 personas y 250 resultaron heridas en un incendio cerca de Pedrogao Grande, en el centro del país.

En lo que va de año, más de 350.000 hectáreas de vegetación se han quemado en Portugal, cuatro veces más que la media de los últimos diez años, según el sistema europeo de información de incendios forestales.