Argentina

Argentina: investigan si cuerpo hallado es del activista mapuche desaparecido Santiago Maldonado

Varios de integrantes de la comunidad mapuche Lof Cushamen se enteran de la aparición de un cuerpo en aguas del río Chubut en Esquel, al sur del país, este martes 17 de octubre de 2017.
Varios de integrantes de la comunidad mapuche Lof Cushamen se enteran de la aparición de un cuerpo en aguas del río Chubut en Esquel, al sur del país, este martes 17 de octubre de 2017. Alejandra Bartoliche, EFE

Este martes, encontraron un cadáver en un río del sur de Argentina en territorio donde fue visto por última vez el joven de 28 años, quien desapareció el 1° de agosto cuando participaba supuestamente de una protesta de la comunidad indígena.

Anuncios

El secretario de Derechos Humanos de ese país, Claudio Avruj, confirmó en horas de la tarde la aparición de un cuerpo en Esquel, localidad de la sureña provincia de Chubut, 1800 kilómetros al suroeste de Buenos Aires. "Venimos a acompañar a la familia, a interesarnos de qué es lo que está ocurriendo. Quiero hablar con el juez para tener certezas", señaló el funcionario, en diálogo con los medios.

Avruj llegó al lugar acompañado por otros integrantes del gobierno de Mauricio Macri y un perito de la familia de Maldonado, el joven de 27 años cuya desaparición, tras un operativo policial en una manifestación de la comunidad mapuche, provocó movilizaciones masivas y puso a la Gendarmería, policía militarizada argentina, en el centro de las sospechas.

Según fuentes policiales citadas por la agencia EFE, el cadáver fue encontrado en el río Chubut, dentro del territorio ocupado por la comunidad mapuche Lof Cushamen. Este hallazgo se produjo en medio del operativo de rastrillaje ordenado por el juez que investiga la desaparición de Maldonado, Gustavo Lleral.

Medios locales detallaron que el cuerpo, provisto de ropas oscuras, fue ubicado por buzos de la Prefectura Naval y perros de la División de Cinotecnia enganchado a las ramas de los sauces, en una hondonada del curso de agua, en dirección a Esquel.

En horas de la noche, al salir de morgue judicial de Esquel, el juez de la causa, Gustavo Lleral, aseguró a medios locales que “no podemos confirmar la identidad del cuerpo” y se excusó de dar más detalles por “respeto a la familia”.

El cuerpo fue encontrado a 300 metros del epicentro del conflicto

La fiscalía informó en un comunicado que el cuerpo fue encontrado “aproximadamente a 300 metros río arriba desde el epicentro del conflicto que se desarrolló el 1° de agosto”, en el río Chubut, que ya había sido rastrillado en otras dos ocasiones durante la búsqueda de Maldonado.

Se trata de un río angosto de fuerte correntada, aguas transparentes, escasa profundidad -entre 1,20 y dos metros- y con márgenes de profusa vegetación.

El rastrillaje fue ordenado por el juez federal Gustavo Lleral, que tomó la causa hace tres semanas luego de que el anterior magistrado, Guido Otranto, fuera apartado por “temor de parcialidad”.

El juez pidió la asistencia de perros entrenados en rastros de restos humanos en el agua, según el asesoramiento del Equipo Argentino de Antropología Forense, citó la prensa. Ese prestigioso cuerpo forense participó en la identificación de víctimas de la dictadura argentina (1976-1983) y realizó misiones en Bosnia, Croacia y Kosovo, entre otros lugares.

El hallazgo del cuerpo se produce a 74 días de la desaparición del joven, un tatuador y artesano que apoyaba los reclamos de los mapuches por sus tierras ancestrales, vendidas al magnate italiano Luciano Benetton.

Según testigos, el activista de 28 años fue visto por última vez el 1° de agosto, cuando huía de la Gendarmería tras participar en una protesta indígena en Esquel, y una de las principales sospechas, sobre todo por parte de la familia y de organismos de derechos humanos, es que los miembros de esa policía militarizada argentina son responsables de su desaparición.

La justicia definió el caso como una desaparición forzada por haberse registrado en el marco de la represión de una manifestación.

Movilizaciones masivas y reclamos de organismos internacionales por la aparición de Maldonado

El caso de Santiago Maldonado ha puesto presión sobre el gobierno de Mauricio Macri y, en especial, a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que en un primer momento había deslindado al Estado de responsabilidad y respaldado a la Gendarmería. A su vez, el Ejecutivo argentino ha asegurado estar comprometido con la búsqueda del activista mapuche, en colaboración con la Justicia.

Sin embargo, representantes de organizaciones internacionales han reclamado a la administración Macri para que esclarezca lo acontecido. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos urgió a las autoridades argentinas a determinar qué ocurrió y el Comité de las Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas exigió al Estado argentino que adopte “todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscarlo y localizarlo”.

Por su parte, a pedido de organismos argentinos de derechos humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, otorgó el 23 de agosto una medida cautelar para la protección de los derechos de Maldonado.

Además, desde su desaparición, varias marchas multitudinarias en la capital argentina y ciudades del resto del país reclamaron al gobierno de Macri por la aparición con vida de Maldonado y, en algunos casos, llegaron a pedir la renuncia de la ministra Bullrich.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24