América Latina

Venezuela dos días después de un resultado electoral “anticipable”

Ciudadanos verifican la información en una mesa de votación durante la jornada de elecciones regionales para nuevos gobernadores en Maracaibo.
Ciudadanos verifican la información en una mesa de votación durante la jornada de elecciones regionales para nuevos gobernadores en Maracaibo. Jose Issac Bula Urrutia / Reuters

Mientras que analistas de la oposición reconocen que en el presunto fraude también pudieron haber participado dirigentes antichavistas, oficialistas insisten en que la participación del pueblo fue homogénea.

Anuncios

El pasado 15 de octubre el 61% de los venezolanos participó en las novenas elecciones regionales según el Consejo Nacional Electoral. Horas después de conocerse los resultados de la jornada, según los cuales 17 de las 23 gobernaciones del país quedaron en manos del oficialismo, la oposición exigió el desarrollo de una auditoría verificada por un organismo internacional para demostrar el que catalogan como un “fraude”.

Apoyados en las presuntas irregularidades que se habrían registrado en distintos centros electorales, y que habrían impedido que al menos 350.000 ciudadanos ejercieran el derecho al voto lejos de intimidaciones y señalamientos oficialistas, la oposición condicionó la reanudación de los diálogos con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro -que se celebran en República Dominicana- a la aprobación de la petición de auditoria.

Ángel Oropeza, el portavoz de la Mesa de la Unidad Democrática, precisó que la oposición venezolana no retomará los diálogos con el Gobierno si las elecciones regionales del 15 de octubre no son auditadas.
Ángel Oropeza, el portavoz de la Mesa de la Unidad Democrática, precisó que la oposición venezolana no retomará los diálogos con el Gobierno si las elecciones regionales del 15 de octubre no son auditadas. Marco Bello / Reuters

En medio de la tensión política que divide a esta nación petrolera, el venezolano Diego Arria, quien fue diputado al Congreso, gobernador de Caracas, candidato independiente a la Presidencia de Venezuela en 1978 y embajador venezolano ante la ONU, admitió que los resultados no fueron ninguna sorpresa.

Arria es opositor, pero dice que no descarta que en los supuestos incidentes fraudulentos también hayan participado dirigentes antichavistas y agrega que los efectos eran absolutamente anticipables ante la imposición de un proceso sin garantías por parte del Gobierno.

“Soy opositor, pero tampoco me sorprendería que la oposición pretenda reiniciar lo que evidentemente no es un diálogo. Ahora estamos en días de duelo en un país que se siente defraudado”, apuntó Arria.

La opinión de Arria dista de la de chavistas acérrimos como el del diputado William Fariñas. Este político del Partido Socialista Unido de Venezuela sostiene que en los citados comicios la participación de los simpatizantes de distintas tendencias fue homogénea.

Mientras que Fariñas argumenta que el pasado domingo los venezolanos reafirmaron su participación democrática para decidir el destino del país, destaca que “no es un secreto que hay una campaña de desprestigio contra la democracia (venezolana) apoyada por unas matrices internacionales que se gestan desde los Estados Unidos y Europa”.

Las acusaciones sobre la transparencia de los comicios traspasaron fronteras. En referencia a la jornada, Estados Unidos se pronunció a través de un comunicado en el que afirma que las elecciones no fueron “libres” ni “justas”.

El Gobierno de Donald Trump señaló en el documento que continuará presionando económica y diplomáticamente a la administración del presidente Maduro para que “restaure” la democracia.

Venezuela se pronunció horas después de la publicación del comunicado estadounidense y destacó el desconocimiento de la voluntad expresada por los ciudadanos en las urnas por parte de del mandato del presidente Trump.

Uno de los temas que se desprende de la polémica desatada por el rechazo de los resultados es el de la institución de un Consejo Nacional Electoral Independiente.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se refirió a los comicios y, desde su cuenta de Twitter sugirió una salida a la controversia.

Desde polos opuestos, socialistas y oficialistas defienden sus preceptos, pero tras dos días de las elecciones coinciden en que los resultados fueron abiertamente "anticipables" y que las consencuencias que pueden provocar apuntan en una misma dirección: el aumento de la brecha política.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24