Xi Jinping espera consolidar su poder en el Congreso del PC de China

Anuncios

Pekín (AFP)

El presidente chino, Xi Jinping, espera consolidar y cimentar su poder en la segunda potencia económica del planeta durante el congreso del Partido Comunista de China (PCC), que se inicia el miércoles en Pekín.

El PCC, el mayor partido político del mundo, con 89 millones de miembros, desplegará su banderas rojas y sus eslóganes patrióticos durante el evento, que se celebrará bajo un cielo límpido.

En efecto, el PCC puede cerrar fábricas para garantizar ese cielo límpido durante sus grandes actos en una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Pekín recibe a cerca de 2.300 delegados para el congreso, que se celebra cada cinco años en el monumental Palacio del Pueblo, en la plaza de Tiananmen.

Xi Jinping, de 64 años, llegó al poder en el otoño boreal de 2012, en el precedente congreso del partido, del que fue secretario general antes de convertirse en presidente de la República Popular a principios de 2013.

Xi obtendrá sin duda un nuevo mandato de cinco años para liderar el partido en este XIX congreso, pero los observadores estarán atentos a los nombramientos en el buró político para ver hasta qué punto el hombre fuerte del país logró colocar a sus colaboradores en esta instancia de 25 miembros, que dirige el país.

"El congreso del partido nos revelará la exacta magnitud del poder de Xi", prevé la sinóloga basada en Shanghái Carly Ramsey, del gabinete británico Control Risks.

Xi Jinping -jefe de partido, jefe de Estado, comandante en jefe del Ejército, objeto de culto a la personalidad, omnipresente en los medios- ha acumulado más poder que sus dos predecesores, Jiang Zemin y Hu Jintao, suscitando comparaciones con Mao Zedong, el fundador del régimen en 1949, y Deng Xiaoping, cuyas reformas a finales del año 1970 convirtieron a China en una gran potencia.

- Firmeza -

"Para resumir, se puede decir que ha habido tres épocas: cuando Mao estaba en el poder, luego la era Deng Xiaoping. El XIX congreso es de alguna manera el advenimiento de la era Xi Jinping", observa el polítólogo chino Chen Daoyin.

El hombre fuerte de China ha usado sus primeros cinco años en el poder para librar una guerra contra la corrupción, que ya ha afectado y castigado a 1,3 millones de directivos, según una evaluación oficial.

Pero los detractores del presidente lo acusan de aprovechar esta campaña para deshacerse de sus opositores internos.

El régimen no ha hecho ninguna concesión a la sociedad civil, deteniendo a abogados y disidentes, y al rechazar clemencia al opositor Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz, muerto en julio tras ocho años de detención, pese a los llamamientos de Occidente a permitir que abandonase el país.

En el exterior, el presidente chino ha seguido una política de firmeza, aumentando el presupuesto militar, reivindicando la soberanía de su país sobre la casi totalidad del mar de China Meridional, pese a que un arbitraje internacional rechazó la pretensiones chinas.

Sin embargo, frente a las veleidades proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump, Xi fue aclamado a principios de año en el foro económico de Davos (Suiza) al defender la globalización y el libre comercio.

- ¿Sin límite de edad? -

¿La era Xi Jinping durará 15 años? Los miembros del buró político están en principio obligados a respetar un límite de edad de 68 años, que Xi habrá superado en 2022, en el XX congreso.

Pero, si su brazo derecho Wang Qishan, de 69 años, lograra un nuevo mandato este mes de octubre, ello querrá decir que el límite de edad ya no existe y, por tanto, la vía estaría libre para Xi dentro de cinco años.

Los analistas estarán también atentos a una posible inclusión del nombre de Xi Jinping en los estatutos del PCC, un honor reservado hasta ahora a Mao y a Deng.

"Eso sería señal de que realmente ha ingresado en el panteón", augura Bill Bishop, autor del boletín informativo Sinocism China Newsletter.