Saltar al contenido principal

EE.UU.: acusan a Trump de faltar al respeto a familia de soldado caído en combate

El presidente de los EE. UU., Donald Trump, se dirige al Air Force One al salir a Greenville, Carolina del Sur, desde Joint Base Andrews, Maryland, Estados Unidos, el 16 de octubre de 2017.
El presidente de los EE. UU., Donald Trump, se dirige al Air Force One al salir a Greenville, Carolina del Sur, desde Joint Base Andrews, Maryland, Estados Unidos, el 16 de octubre de 2017. Joshua Roberts / Reuters

Una llamada del presidente a la madre del sargento La David Johnson, muerto en Níger a inicios de octubre, resultó “hiriente” para la familia. Trump se defiende.

Anuncios

El pasado 4 de octubre se conoció que cuatro soldados estadounidenses fallecieron durante una emboscada a unos 200 kilómetros de Niamey, capital de Níger, África occidental.

Aunque no se han conocido mayores detalles sobre la presencia de soldados estadounidenses en la zona y la autoría del ataque, el hecho trascendió una vez llegó el cuerpo de uno de los militares muertos, La David Johnson, sargento de las Fuerzas Especiales, a territorio estadounidense el jueves 12 de octubre.

La escena en Miami fue desgarradora. La viuda, Myeshia Johnson, y su hija de seis años abrazaron el ataúd apenas fue bajado del avión que lo transportaba. El cofre iba cubierto con una bandera de Estados Unidos y fue recibido con honores por las autoridades.

El sargento de las Fuerzas Especiales David Johnson murió durante una emboscada en Níger, África, el pasado 4 de octubre.
El sargento de las Fuerzas Especiales David Johnson murió durante una emboscada en Níger, África, el pasado 4 de octubre. Comando de Operaciones Especiales del Ejército de los EE. UU. / Reuters

Unos días después y mientras la familia se transportaba a su casa, Myeshia Johnson recibió una llamada de la Casa Blanca. Al otro lado estaba Donald Trump. En una llamada que debía ser de condolencia, el presidente de Estados Unidos le habría dicho a la mujer que el soldado “sabía en lo que se metió, pero supongo que aún así duele”.  

Estas versiones están confirmadas por la congresista demócrata Frederica Wilson, quien denunció a los medios la “indolente” llamada de Trump y la madre del militar muerto, Cowanda Jones-Johnson.

"Les faltó al respeto a mi hijo y a mi hija, y también a mi marido y a mí", afirmó Cowanda Jones-Johnson a The Washington Post al ser preguntada por la controversia surgida a raíz de las declaraciones de Wilson, quien ha llegado a acusar al mandatario de hacer llorar a la viuda del militar.

Como es usual, Donald Trump usó su cuenta en Twitter para explicar lo sucedido y enfrentar las críticas. Acusó a la congresista de inventar la historia y dijo que tenía pruebas de ello.

Al ser cuestionada por CNN, Frederica Wilson dijo que también tiene pruebas de que “Trump es un hombre enfermo”. Añadió que, según la viuda, el presidente no recordaba “ni siquiera el nombre de su esposo”.

Según EFE, a lo largo de este miércoles, en diferentes espacios Trump ha insistido que mantuvo "una conversación agradable con la mujer, quien parecía ser una mujer encantadora".

El presidente pidió a la congresista que emitiera un comunicado retractándose de sus palabras, hecho que no tuvo efecto.

Frederica Wilson: “él tiene el corazón frío y no siente ninguna pena o compasión por nadie”

Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, negó en rueda de prensa que Trump grabara la conversación, una posibilidad que se especuló cuando Trump dijo que tenía "pruebas" de su versión. Sanders explicó que había varias personas en la habitación con Trump cuando hizo la llamada, incluido su jefe de gabinete, el general John Kelly.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, sostiene una rueda de prensa en la casa presidencial en Washington, Estados Unidos, el 18 de octubre de 2017.
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, sostiene una rueda de prensa en la casa presidencial en Washington, Estados Unidos, el 18 de octubre de 2017. Jonathan Ernst / Reuters

"Quienes estaban en la habitación creen que el presidente fue totalmente respetuoso, muy empático, y expresó la preocupación del resto del país", afirmó Sanders.

La congresista por el estado de Florida no se retracta y sigue filtrando detalles de la llamada, que habría dejado más maltrecha a la familia del soldado. “Él tiene el corazón frío y no siente ninguna pena o compasión por nadie”, dijo Wilson a CNN.

Los cuatro militares muertos son las primeras víctimas de Estados Unidos en la misión de capacitación y asistencia a las Fuerzas Armadas de Níger. Los hechos, en investigación, aún no tienen claridad suficiente para explicar el porqué y el quién del ataque que enlutó a cuatro familias estadounidenses.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.