Asesinan a dos indígenas en convulsa zona cocalera de Colombia

Anuncios

Bogotá (AFP)

Dos indígenas fueron asesinados por desconocidos en una convulsa zona cocalera del suroeste de Colombia donde se han presentado varios asesinatos de campesinos y activistas en las dos últimas semanas, informaron este jueves la ONU y organizaciones comuneras.

Alirio Taicus Sabala y su hijo Geovanny Sabala Quistial fueron atacados el lunes con ráfagas de fusil disparadas por dos hombres que "sin mediar palabra" llegaron al lugar donde desayunaban, indicó en un comunicado la Unidad Indígena del Pueblo Awa (Unipa).

El acto violento ocurrió en la vía que conecta Pasto, capital del departamento de Nariño, con el municipio de Tumaco, la zona con más cultivos ilícitos del país.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó en un boletín su rechazo a la muerte de ambos indígenas y reiteró "su preocupación" por los últimos acontecimientos en este punto fronterizo con Ecuador.

El martes fue asesinado un activista que había pedido medidas de protección a las autoridades, y hace dos semanas fallecieron seis campesinos en medio de una protesta contra la erradicación de los narcocultivos.

La fuerza pública atribuye el asesinato de los labriegos a disidencias de la exguerrilla FARC, mientras la comunidad señala a la fuerza pública.

El secretario de gobierno de Nariño, Édgar Insandará, aseguró por su parte que la reciente muerte de los dos indígenas Awa está bajo investigación de la fiscalía.

"La información preliminar que tenemos por parte de policía es que puede estar relacionado con temas de narcotráfico y de venganzas", dijo a periodistas.

La Unipa indicó que dos hijos de Alirio Taicus Sabala fueron asesinados en octubre de 2016 en una zona aledaña y que Alirio Taicus resultó herido en ese ataque.

"Indígenas, afros y campesinos nos hemos visto afectados por una guerra que libran varios grupos armados legales e ilegales, quienes buscan tener el control territorial de la zona", agregó Unipa.

El mandatario Juan Manuel Santos convocó para la tarde de este jueves un consejo de seguridad para analizar la seguridad y las muertes en el municipio.

Tumaco sufre el azote de grupos armados que se disputan los corredores del tráfico de droga a Estados Unidos, con escala en Centroamérica.

Colombia, principal productor y exportador de cocaína del mundo, vive un conflicto armado que durante medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcotraficantes, dejando 7,5 millones de víctimas entre muertos, desplazados y desaparecidos.