Saltar al contenido principal

El Gobierno español activará el sábado el artículo de la Constitución que permite asumir el control de Cataluña

Banderas españolas y catalanas en las calles de Barcelona. 16/10/2017
Banderas españolas y catalanas en las calles de Barcelona. 16/10/2017 Gonzalo Fuentes / Reuters

El Ejecutivo del presidente Mariano Rajoy recurrirá a la Carta Magna después de que se acabara el plazo para que el presidente catalán aclare si proclamó o no la independencia de la región.

Anuncios

El conflicto independentista de Cataluña sigue siendo un asunto de cartas. Este jueves, cuando se cumplió el plazo dado por Madrid para que Cataluña aclarara si había declarado la independencia, el Gobierno regional emitió un comunicado en el que afirmó que si el gobierno españa sigue presionando, mantendrá las aspiraciones secesionistas.

El texto lo firma el presidente catalán, Carles Puigdemont, y asegura que si desde el Ejecutivo del presidente español Mariano Rajoy continúan con la “represión”, el Parlamento de Cataluña “podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el 10 de octubre”. Ese día en el hemiciclo regional, Puigdemont declaró tener la potestad para declarar la independencia con base en el referendo del 1 de octubre, pero decidía aplazar dicha declaración a la espera de diálogo.

A través de otro comunicado el Gobierno central recogió “la negativa” del presidente catalán para aclarar la proclamación de independencia.

“En consecuencia, el Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña”. Posteriormente en una breve comparecencia el portavoz del Ejecutivo de Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo, explicó que el sábado se reunirá el Consejo de Ministros para aprobar esta medida y llevarla al Senado, tal y como establece la ley.

Según el artículo 155 de la carta magna española, “si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución”, entonces “podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones”.

Catalanes piden la libertad de dos líderes nacionalistas detenidos

La detención el lunes de dos líderes independentistas ha aumentado, aún más, la tensión a este conflicto. Se trata de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, cabezas de las organizaciones Asamblea Nacional de Catalana y Òmnium Cultural.

Ambos fueron encerrados por orden de la Audiencia Nacional española por “promover” el asedio el 20 de octubre, en una operación en donde las autoridades centrales querían impedir la celebración del referendo soberanista del pasado 1 de octubre.

Desde entonces ha habido varias protestas con miles de personas en Cataluña pidiendo la libertad de Sánchez y Cuixart.

Incluso la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, condenó estos arrestos y dijo que “no hay lugar para los prisioneros políticos en la Unión Europea”.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.