Dos expresidentes vuelven al ruedo por bancas en Senado argentino

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Dos expresidentes argentinos, Cristina Kirchner y Carlos Menem, figuran entre los que aspiran a una banca en las elecciones legislativas del domingo, en las que el gobierno de Mauricio Macri aparece como favorito, según sondeos privados.

- Kirchner, ahora opositora -

La expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), peronista de centroizquierda, de 64 años, se erige como la principal candidata opositora en la provincia de Buenos Aires, distrito clave que reúne casi 40% del padrón.

Tras dos años fuera de la escena pública, la motivación de esta abogada para buscar una banca en el Senado es, según ella, la de "ponerle un freno, un límite" a las políticas del gobierno de Mauricio Macri (centroderecha) que la sucedió en la presidencia.

Está encausada por varias denuncias de corrupción, lo que ella atribuye a una persecución político-judicial.

Militante peronista desde la juventud, tiene una larga trayectoria política que construyó desde la provincia de Santa Cruz (sur) junto a su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).

Los sondeos pronostican que será elegida y volverá al Congreso, donde ya ocupó una banca en Diputados y fue tres veces senadora, hasta asumir la presidencia.

- Menem inoxidable -

A los 87 años, el expresidente Carlos Menem (1989-1999), un peronista de derecha liberal, aspira a un nuevo mandato como senador de la provincia de La Rioja (noroeste), su bastión, por el que ocupa una banca desde 2005.

Condenado 2013 a siete años de prisión por contrabando de armas a Croacia y a Ecuador durante su gobierno, violando un embargo internacional, los fueros parlamentarios le permiten eludir la cárcel.

- Bullrich, el hombre de Macri -

El exministro de Educación de Macri, Esteban Bullrich, de 48 años, es el candidato del gobierno para el distrito clave de la provincia de Buenos Aires, en liza con figuras rutilantes de la oposición como Cristina Kirchner y Sergio Massa.

Tuvo algunas frases desafortunadas, como cuando celebró que haya "cada día más niños presos", y fue relegado a segundo plano en la campaña por la gobernadora María Eugenia Vidal, de alta imagen positiva.

Es Informático de profesión y con un máster en administración de empresas en Estados Unidos. Fue diputado entre 2005 y 2007. Es católico militante. Como ministro opinó que "vendría muy bien que todas las religiones tengan un espacio en las escuelas", en contra de la tradición laica de la educación pública argentina.

- Carrió, la denunciante -

La abogada Elisa Carrió es la principal figura del oficialismo que participa de los comicios y, según las encuestas, le asegura al gobierno un contundente triunfo en la Capital, donde podría superar el 50% de los votos.

A los 60 años, aspira a ser nuevamente electa diputada, cargo que ocupa desde 1995. Su mayor capital fue la denuncia anticorrupción y su histriónica defensa de valores republicanos.

Surgida de la socialdemócrata Unión Cívica Radical, formó partidos y frentes electorales que fueron desde la centroizquierda a la centroderecha, que después dinamitó. Fue un factor determinante en la alianza que llevó a la presidencia a Mauricio Macri en 2015.

- Massa, enemigo de Kirchner -

Sergio Massa, 45 años, fue jefe de Gabinete de Cristina Kirchner pero luego se mantuvo duramente enfrentado a ella. Ex alcalde de una ciudad de la periferia, construyó su fuerza política, una alianza de peronistas liberales y socialdemócratas.

Pretende quebrar la polarización entre macrismo y kirchnerismo. Como líder del Frente Renovador, quedó fuera del balotaje en 2015, pero se consolidó como tercera fuerza política.

Es diputado desde 2013 y su mandato vence en diciembre. Se postula al senador en la provincia de Buenos Aires, para participar de la contienda clave de las legislativas, con la mira puesta en las presidenciales de 2019.