Saltar al contenido principal

El "Trump checo", favorito en las legislativas de la República Checa

Anuncios

Praga (AFP)

Los checos seguían votando este sábado en el segundo y último día de unas elecciones legislativas que, salvo sorpresa, darán la victoria al multimillonario Andrej Babis, aunque podrían abrir un periodo de incertidumbre.

El movimiento populista ANO ("Sí") de este "Trump checo" -como lo apodan algunos medios- debería obtener entre el 25 y el 30% de los votos, según los sondeos.

Pero el hecho de que nueve partidos tengan posibilidades de superar el umbral del 5% para obtener representación parlamentaria y repartirse los escaños restantes hace pensar que será difícil formar una coalición de gobierno.

Más aún teniendo en cuenta que algunos partidos políticos supeditaron su participación en una alianza a la renuncia de Babis, el fundador y carismático dirigente del ANO, a ser primer ministro. Una condición que el líder populista no tiene ninguna intención de aceptar.

- Contrario a la zona euro -

Fundador del gigante agroalimentario, químico y mediático Agrofert, Babis, de 63 años, reiteró en la víspera de los comicios su oposición a la acogida de migrantes y a la zona euro, aunque no defendió una salida de la Unión Europea, en la que su país ingresó en 2004 sin ceder su moneda nacional, la corona.

"Creo que su política está hecha para la gente", dijo en Praga una jubilada, Alena Kolarowa, que votó a favor del ANO. "Volvió a poner orden en el país respecto a las finanzas y el cobro de impuesto y eso es importante", explica, recordando el paso de Babis por el ministerio de Finanzas entre 2014 y el pasado mes de mayo.

El principal rival de Babis, el proeuropeo ministro de Exteriores checo, Lubomir Zaoralek, líder del partido socialdemócrata CSSD, mostró el viernes su deseo de que el futuro gobierno "haga todo lo posible para que República Checa no se encuentre en la periferia" de la UE.

Pero su desacuerdo con Babis sobre Europa no es total. "No habrá cupos (de inmigrantes), puedo asegurarlo y prometerlo", afirmó. "Nadie puede obligarnos a ingresar en la zona euro".

El euroescepticismo, con distintos grados, parece ser por tanto el denominador común de varios partidos checos.

El que va más lejos en ese sentido es el partido de extrema derecha SPD, del checo-japonés Tomio Okamura. Este último, firme opositor a la integración europea y la inmigración, aprovecha una corriente de opinión presente en toda Europa del Este.

En este contexto, varios analistas checos se preocupan ante la posibilidad de que el resultado de los comicios pongan en peligro la democracia liberal.

"Nos encontramos en la antesala de un éxito sin precedentes de partidos que pueden (...) perturbar el sistema de funcionamiento de la democracia liberal como tal", avisó el viernes Petr Honzejk, comentarista del diario económico Hospodarske Noviny.

Los colegios electores, que abrieron a las 08H00 (06H00 GMT) cerrarán a las 14H00 (12H00 GMT). A falta de sondeos a pie de urna, los primeros resultados significativos se conocerán probablemente a última hora de la tarde.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.