España

Carles Puigdemont: medidas del Gobierno español son un "ataque" y una "humiliación":

Luego que el Gobierno de España decidiera aplicar el artículo 155 de la Constitución para asumir el control de la región de Cataluña, la Generalitat aseguró que la medida es un ataque y convocó una sesión del Parlamento catalán.

Anuncios

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, aseguró que la aplicación del artículo 155 de la Constitución anunciada por Madrid es “el peor ataque contra las instituciones y el pueblo de Cataluña, desde los decretos del dictador militar Francisco Franco, aboliendo la Generalitat de Cataluña”.

De igual forma, resaltó que “la humillación que pretende el Gobierno español, como guardián de la vida pública catalana, desde el Ejecutivo hasta los medios, es incompatible con una actitud democrática y está por fuera de la ley”.

En su discurso, Puigdemont informó que convocó al Parlamento de Cataluña para debatir y decidir la respuesta que la Generalitat dará al presidente Mariano Rajoy.

“Le pido al parlamento que realice una sesión plenaria donde los representantes de la soberanía ciudadana, aquellos que fueron elegidos por los votos de los catalanes, y nosotros debatamos y decidamos sobre este intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia”, puntualizó.

En entrevista con France 24, el analista español Miguel Gomis indicó que la activación del artículo 155 "aumenta de nuevo una situación de amigo-enemigoque es lo que busca Cataluña".

Gomis resaltó que "uno de los argumentos del Gobierno catalán es que las manifestaciones y que la mayoría de las movilizaciones eran pacíficas, por lo cual no creo que vaya a haber violencia en las calles".

Multitudinarias manifestaciones por la libertad y la independencia de Cataluña

Gonzalo Fuentes / Reuters

De acuerdo con la Policía catalana, más de 450.000 personas salieron a las calles de Barcerlona en una manifestación para pedir la libertad de Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional catalana, y Jordi Cuixart, presidente de Ómnium Cultural.

"Creo que es irreal que alguien termine en la cárcel por sus ideas. Para mí eso es brutal. Estamos en las calles para pedir su libertad inmediata porque ellos no deberían estar allí. Otras personas deberían estar en prisión pero no ellos", resaltó uno de los manifestantes.

En la movilización participó el pleno del Gobierno catalán, que marchó junto a los ciudadanos, quienes pedían al Ejecutivo de Madrid que cese la represión contra la región.

"Creo que el discurso del señor Puigdemont es acorde a lo que pedimos. Somos personas pacíficas. Les dimos otra oportunidad para escucharnos y no lo hicieron", indicó otro residente de Barcelona.

La aplicación del artículo 155 depende del Senado de España

Si bien, el artículo 155 nunca se había aplicado desde que se aprobó la Constitución española de 1987, la Carta Magna contempla que la medida debe estar aprobada por el pleno del Senado. Es por ello que el presidente de España, Mariano Rajoy convocó una sesión plenaria este viernes, 27 de octubre.

La convocatoria se produce luego que, en sesión extraordinaria, el Consejo de Ministros de España tomara una serie de medidas sobre Cataluña y su Gobierno.

Miguel Gomis asegura que "en este caso es probable que vaya a haber una cierta reticencia porque lo que están proponiendo es anular ciertas competencias del Parlamento y hay que dejar claro que hay una gran incógnita sobre cómo se va a operar porque nunca se ha aplicado el artículo y no hay nada escrito sobre cómo se debe aplicar".

Las propuestas del Ejecutivo de Madrid

De acuerdo con el Consejo de Ministros de España, las medidas acordadas dentro de la aplicación del artículo 155 buscan frenar la “desobediencia rebelde” de los gobernantes catalanes y restablecer el orden constitucional en la región.

La principal propuesta anunciada por el presidente Mariano Rajoy consiste en cesar de su cargo al presidente de la Generalitat y a todos sus consejeros; la medida contempla convocar elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses.

Gomi defiende que "seis meses es demasiado. Yo haría una tentativa de convocar a elecciones a los dos o tres meses porque si espera demasiado poco no habrá estabilización pero si espera mucho, crece demasiado la tensión y se pierde la legitimidad".

De igual forma, el jefe de Gobierno informó que se limitarán las funciones del Parlamento catalán para que no pueda proponer candidato a la Presidencia de Cataluña ni pueda celebrar el debate y votación para su investidura mientras estén vigentes las medidas propuestas.

El Parlamento catalán tampoco podrá tomar iniciativas contrarias a la Constitución ni al Estatuto de Autonomía, mientras que el Gobierno tendría un plazo de 30 días para ejercer el derecho de veto sobre las decisiones de la cámara catalana.

Con información de EFE
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24