Venezuela

Gobernadores opositores no se "humillarán" ante la Constituyente: Julio Borges

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.
Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. Marco Bello / Reuters

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela aseguró que los gobernadores opositores no tienen por qué humillarse ni reconocer a la Constituyente, considerada ilegal.

Anuncios

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, indicó que los gobernadores de la oposición, electos en las regionales del pasado 15 de octubre, no cederán ante la Asamblea Constituyente, que les ordenó subordinarse para asumir sus cargos.

“Los gobernadores van a tomar decisiones en conjunto, no se dará ningún paso que signifique reconocer, ni humillarse", expuso Borges, al mismo tiempo que resaltó que para la oposición "es total el desconocimiento a la Constituyente ilegítima, fraudulenta que viene a crear una dictadura en Venezuela”.

Las declaraciones del funcionario se produjeron en una rueda de prensa en la que aseguró que la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha mantenido una posición de dignidad que "se va a seguir manteniendo".

Gobernadores opositores mantendrán reunión con líderes civiles

Los cinco gobernadores opositores que ganaron en los comicios regionales anunciaron que se reunirán con la sociedad civil antes de decidir si juramentarán su cargo ante la Constituyente.

Sin embargo, los recién electos habían prometido no reconocer a la Asamblea Constitutente y habían reiterado que la consideran ilegal y dictatorial.

La oposición no reconoce los resultados de las elecciones regionales que dieron 8 gobernaciones al chavismo y cinco a la oposición.

Si no se juramentan ante la Constituyente podrían perder las gobernaciones

Previo a las elecciones, el presidente Nicolás Maduro aseguró que quienes salieran a votar en las regionales del 15 de octubre reconocían la autoridad de la Asamblea Nacional Constituyente.

De igual forma, el mandario resaltó que quienes resultaran electos en los comicios tenían que juramentar su cargo y subordinarse a ese órgano, que la mayor parte de la comunidad internacional y la oposición consideran ilegítimo.

Ahora, la polémica se centra en que, si los gobernadores no hacen caso del ultimátum de la Constituyente, pueden perder sus cargos. Dicha situación ha generado división dentro de los partidos que integran la MUD.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24