Estados Unidos

Tillerson realiza visita sorpresa a Irak en medio de tensiones

Secretaro de Estado de EE. UU. durante su encuentro con el primer ministro de Irak.
Secretaro de Estado de EE. UU. durante su encuentro con el primer ministro de Irak. Alex Brandon / Reuters

El viaje del funcionario se presenta un día después de que pidiera que se retiren las milicias en territorio iraquí respaldadas por Irán.

Anuncios

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, realizó una visita sorpresa a Bagdad, la capital de Irak, donde sostuvo un encuentro con el presidente Fuad Masum y con el primer ministro Haider al-Abadi.

El viaje se registra luego de que el alto funcionario también visitara sorpresivamente Afganistán. La embajada estadounidense en Kabul indicó, a través de un comunicado, que “el secretario Tillerson y el presidente Ashraf Gani se reunieron en Kabul el 23 de octubre y juntos reafirmaron el compromiso afgano-estadounidense para lograr paz, estabilidad y prosperidad duradera en Afganistán".

El mes pasado, el gobierno de Estados Unidos aumentó en 3.000 el número de sus efectivos desplegados en suelo afgano como parte de la estrategia del Ejecutivo para el sur de Asia. De acuerdo con el texto de la embajada, el plan de Washington contempla que no se dé “refugio a terroristas que amenazan” la estabilidad en la región.

El viaje a Irak y Afganistán se produce tras la declaración de Tillerson en la que pidió que las milicias iraníes que están presentes en suelo iraquí abandonen el país y añadió que "buscamos construir un nuevo Irak lejos de la influencia de Irán y sus milicias".

Ahmed al Asadi: "es una declaración inaceptable (...), falsa y sin fundamento"

Las palabras del funcionario produjeron críticas del Gobierno de Irak y de los líderes de las milicias chiíes, Multitud Popular.

En un escueto comunicado, el despacho del primer ministro al-Abadi indicó que "ninguna parte puede interfetir en los asuntos internos de Irak".

Por su parte, los líderes de dichas milicias expresaron su molestia.

"Es una declaración inaceptable (...), falsa y sin fundamento", dijo el portavoz Ahmed al Asadi, quien además resaltó que “todos los combatientes en el terreno son iraquíes”.

Asimismo, señaló que los asesores iraníes que se encuentran en Irak tienen “permiso del Gobierno” que solo les pedirá salir del país cuando terminen “las operaciones militares”.

Los desacuerdos de Tillerson con Donald Trump se hacen más intensos

Las declaraciones de Tillerson también causaron molestia dentro del Gobierno de Washington.

Y no es el primer desacuerdo que el funcionario tiene con la Casa Blanca. En los últimos días se han visto exacerbados los choques entre el presidente Donald Trump y su secretario de Estado.

Hace dos semanas, medios estadounidenses aseguraron que, en privado, Tillerson había asegurado que Trump es un "imbécil" lo que llevó a Trump a retarlo a un test de inteligencia durante una entevista a la revista Forbes. Sin embargo, el asunto no pasó a mayores.

Previamente, cuando se produjo la reacción del presidente Donald Trump a las protestas supremacistas en Charlotsville, que medios y expertos calificaron de tibia, el funcionario aseguró que el mandatario hablaba "por él mismo".

De igual forma, a principios de octubre, la cadena NBC aseguró que era probable que Tillerson renunciara, situación que fue negada por el propio funcionario.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24