Japón

Victoria de Shinzo Abe permitiría reformar la Constitución pacifista de Japón

Primer ministro japonés, Shinzo Abe.
Primer ministro japonés, Shinzo Abe. Kim Kyung-Hoon / Reuters

Anuncios

El Partido Liberal Democrático del primer ministro japonés, Shinzo Abe, se impuso por tercera vez en cinco años. La victoria abre la puerta a una polémica reforma de la pacifista Constitución de Japón.

El movimiento del líder nipón logró al menos 264 de los 465 asientos de la Cámara Baja, con lo que asegura la mayoría absoluta en el Parlamento.

La reforma constitucional como reto

Con esta victoria Shinzo Abe tiene ahora el reto de llevar a cabo uno de sus objetivos: la reforma constitucional. Ante la creciente amenaza de Corea del Norte, el mandatario nipón quiere reformar el estatus militar del país establecidoen la ley de leyes redactada por los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial. Japón fue uno de los derrotados en ese conflicto.

Según el artículo nueve de la Constitución, Japón renuncia “para siempre” a la guerra como su derecho soberano y se prohíbe el mantenimiento de un ejército, aunque sucesivos gobiernos del país lo han interpretado como una autorización para la autodefensa. Sus tropas solamente pueden salir del país para servir en misiones de pacificación.

Para reformar este estatus, la misma carta magna recoge en su artículo 96 que hace falta una mayoría de dos tercios en ambas cámaras del Parlamento. Posteriormente, la medida debe ser aprobada en un referendo nacional.

Abenomics

En el plano económico el premier tiene previsto avanzar con su plan conocido como “Abenomics”, una combinación de una política monetaria laxa y un alto gasto público.

Abe planea dedicar los ingresos de un aumento de los impuestos sobre la educación y el cuidado infantil para apalear le deuda pública. Y es que el déficit del país dobla al de su economía, siendo el más grande de cualquier otro país industrializado.

Con un crecimiento moderado y niveles de desempleo por debajo del 3%, al premier se le critica por no transmitir la estabilidad financiera desde las empresas hasta las casas.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24